Por Ángeles Mariscal | chiapasparalelo.com

Al fondo se escucha la canción “Yo soy Chiapas”, que ameniza los eventos públicos gubernamentales; en seguida imágenes de una muchedumbre que se arremolina atrás de una valla, queriendo acercarse al gobernador Manuel Velasco Coello.

La toma, grabada con un celular por una persona que se encuentra entre los asistentes al evento, trata de enfocar al gobernador, quien detrás la cerca de metal saluda azarosamente a personas que llevan consigo camisetas verdes que regalan en los mítines oficiales.

En el segundo 43 una mujer de blusa roja jala con insistencia el brazo del gobernador de Chiapas, él se tironea y susurra algo a uno de sus asistentes que va tras el, cargando una pequeña mochila. Le señala a la mujer al asistente y con la mano le indica que se dirija a él; y en seguida (en el segundo 51), Manuel Velasco Coello lanza una bofetada al hombre.

Sigue su camino mientras, de acuerdo a sus expresiones, va recriminando al asistente recién abofeteado, quien solícito sigue tras el gobernador.

El video de poco más de un minuto, fue entregado a Chiapas Paralelo, con la solicitud de que se difundiera este hecho que habría causado indignación de quienes observaron la escena.

La persona, quien pidió el anonimato, dijo que fue grabada en diciembre pasado, en la gira para dar a conocer el Segundo Informe de Gobierno, en los municipios  de la costa de Chiapas.

De acuerdo a la Convención Americana sobre Derechos Humanos, el gobernador Manuel Velasco Coello habría atentado contra la integridad física, psicológica; y sobre todo agraviado la dignidad humana del asistente.

Este derecho, el de la dignidad, es el principio de todo Derecho Humano, y se encuentra garantizado en el Artículo 1º de la Constitución mexicana.

Dicho artículo establece la OBLIGATORIEDAD de las autoridades de los tres niveles de gobierno, el PROMOVER, RESPETAR, PROTEGER Y GARANTIZAR LOS DERECHOS HUMANOS; y señala que quien los viole, deberá ser sancionado en los términos que establezca la ley.