Comunidades triquis se declaran en “alerta roja” por violencia alentada desde el MULT

Pedro MATÍAS
OAXACA, (pagina3.mx).- Autoridades de comunidades triquis que se autodenominan “autónomas” se declararon en “alerta roja” porque “nuevamente nuestra tierra es ensangrentada” con el asesinato de Julián González Domínguez, quien fungió, en el 2010, como presidente municipal suplente del municipio Autónomo de San Juan Copala.

Recordaron que el pasado 12 de enero, aproximadamente a las 07:00 horas, “un grupo de sicarios fuertemente armados entraron con lujo de violencia el domicilio del líder triqui Julián González Domínguez, ubicado en la comunidad de La Brama Paraje Pérez, donde lo secuestraron y luego abandonado sin vida en la comunidad de San Isidro Juxtlahuaca.
Las autoridades de las comunidades “autónomas” de San Juan Copala, Pedro Martínez Ramírez, de Yosoyuxi Copala; Alfredo Martínez González, de Agua Fría Copala; y Víctor de Jesús González, de Santa Cruz Tilapa, exigieron al procurador general de Justicia del estado, Héctor Joaquín Carrillo Ruiz, se avoque seriamente a investigar este nuevo crimen.

[pull_quote_center]Su cuestionamiento es porque “tras el asalto a San Juan Copala, dicha comunidad sigue ocupada por el MULT (Movimiento de Unificación y Lucha Triqui) donde el estado ha sido omiso y no ha aplicado la justicia ni ha garantizado las condiciones de seguridad y respeto a los derechos humanos para que regresen las decenas de familias desplazadas”.[/pull_quote_center]

Mencionaron que Julián González participó en las reuniones con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) cuando dictó medidas cautelares a los habitantes de San Juan Copala, y ahora ya está muerto.
Respecto a la detención de Elías Cruz Merino ocurrida el pasado 21 de enero como uno de los presuntos asesinos de los activistas defensores de derechos humanos Bety Cariño y Jyri Jaakkola, el 27 de abril del 2010, es parte de la alianza MULT-UBISORT (Unidad de Bienestar Social de la Región Triqui), opinaron que son los que continúan derramando sangre.
Y lo que es peor, dijeron, son notorias las presiones que hace el MULT al gobierno del estado para dejar en libertad al hijo de Antonio Cruz “Toño Pájaro”, quien es coordinador regional del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT).
Los inconformes pidieron al gobierno estatal se de a la tarea de detener a todos los asesinos de Bety Cariño y Jyri Jaakkola, incluyendo a Toño Pájaro y demás cómplices que cuentan con órdenes de aprehensión por el ataque a la caravana humanitaria del 27 de abril del 2010.
También solicitaron a la CIDH, Amnistía Internacional, Parlamento Europeo, el gobierno de Finlandia y a la ONU para que intervengan y se aplique la justicia al presunto asesino Elías Cruz Merino.