Pedro MATÍAS

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Miles de integrantes del Movimiento Unificador de Lucha Triqui (MULT) realizaron hoy una marcha y se instalaron en plantón frente al Palacio de Gobierno para conmemorar el 43 aniversario luctuoso del del líder guerrillero Genaro Vásquez Rojas, y sumarse a la exigencia de la presentación con vida de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Guerrero.

Encabezados por el coordinador general de la Dirección Política del MULT, Rufino Maximino Merino Zaragoza, los inconformes también demandaron la liberación inmediata de los luchadores sociales que permanecen en las cárceles por el simple hecho de levantar la voz en contra de los megaproyectos y en contra de la represión del mal gobierno.
En la marcha que salió del mercado zona de Santa Rosa al centro histórico de esta capital, el MULT cuestionó al gobierno de Enrique Peña Nieto por la embestida que ha emprendido en contra del pueblo con las reformas estructurales aunado a ello, el terrorismo de Estado que se ha implantado en casi todo el país.
Mencionaron como un ejemplo el caso de Guerrero donde a más de cuatro meses de la desaparición de los 43 estudiantes, el Estado no ha querido aceptar su participación en este crimen de lesa humanidad.
Esta organización recientemente fracturada al separarse el MULT del Partido Estatal Unidad Popular insistió en que la justicia en Oaxaca no ha aparecido, de tal forma que siguen pendientes el asesinato del que consideran su máximo dirigente Heriberto Pazos Ortiz que sigue en la impunidad.
También reivindicaron la desaparición forzada en los integrantes del Ejército Popular Revolucionario (EPR), Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, así como de las indígenas triquis Virginia y Daniela Ortiz Ramírez que siguen sin aparecer.
También recordaron el atentado contra el líder natural del MULT, Juan Domingo Pérez Castillo y los más de 350 muertos que siguen sin esclarecer.
Luego que se anunció la ruptura entre el PUP y el MULT, la violencia se reinició en la región triqui y las acusaciones de traición se hicieron públicas a tal grado que exigen que “el Gobierno del Estado no se entrometa en la vida interna de las organizaciones y respete la autonomía de las mismas en la lucha por las demandas sociales”.
Denunciaron que desde finales del año pasado, se han vertido calumnias, difamaciones y señalamientos policiacos de forma irresponsable y visceral en contra de la dirigencia de nuestra organización, que encabeza el compañero Rufino Maximino Merino Zaragoza, lo que rechazamos rotundamente”.

[pull_quote_center]“Y todavía hay voces que gritan a los cuatro vientos que con el asesinato de nuestro máximo dirigente (Heriberto Pazos), se ha negociado la paz, simplemente son suspicacias generadas desde el escritorio de un perverso representante del Estado para dividir al movimiento social más importante de Oaxaca en los últimos tiempos”, se justificaron.[/pull_quote_center]

 

La realidad es que el pasado 17 de enero fue asesinado el líder natural de la comunidad de Santa Cruz Rio Venado, José Merino Fernández, quien fue Presidente Municipal en Constancia del Rosario.
Respecto a sus demandas sociales, le exigieron al gobierno del estado que las atienda con toda seriedad.
El MULT que en el 2006 le dio la espalda al movimiento magisterial ahora los respalda al sumarse a su exigencia de echar abajo la reforma educativa que el gobierno federal quiere imponer en Oaxaca.
Finalmente, hicieron un llamado a sus militantes que todavía ignoran la separación del PUP para que acudan no se dejen engañar.
La Procuraduría de Justicia de Oaxaca confirmó que cuatro militantes del MULT resultaron heridos al volcar la camioneta en que viajaban para participar en la marcha.

SIN COMENTARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA