Diana MANZO/Corresponsal

JUCHITÁN,OAX., (pagina3.mx).- Mujeres y hombres indígenas de la comunidad de Álvaro Obregón, quienes integran la Asamblea del Pueblo de Álvaro Obregón (ACAO) conmemoraron dos años de resistencia contra la instalación de empresas eólicas en esta comunidad zapoteca.

En el patio central de la agencia municipal de esta comunidad, se realizó un encuentro de pueblos  indígenas, en donde participaron  pobladores de San Dionisio y San Mateo del Mar, Santa Rosa de Lima, San Blas Atempa, Juchitán, Salina Cruz  y tierra blanca, quienes compartieron sus experiencias de lucha ante proyectos trasnacionales.

Álvaro Obregón es una agencia municipal de Juchitán donde hace dos años  un grupo de hombres indígenas se enfrentaron un 2 de febrero con unos 400 elementos de la policía estatal y lograron montar barricadas en el ejido Charis, con ello impidieron la instalación de más de 120 aerogeneradores del parque eólico Santa Teresa propiedad de la empresa Mareña Renovables.

El encuentro de pueblos para conmemorar la lucha y la resistencia por el territorio y el mar, fue una reunión de hermanos indígenas, en donde los diálogos fueron emitidos en lengua materna, el zapoteco y castellano, además de disfrutar de agua de arroz y barbacoa de res.

Entre las voces que festejaron esta resistencia fueron los integrantes de la Asamblea Popular del Pueblo juchiteco, quienes manifestaron su alegría y perseverancia del pueblo de Álvaro Obregón.

“Ustedes han resistido a una lucha que no ha sido fácil, se han enfrentado con políticos y a las grandes empresas, son un pueblo ejemplar, por eso no deben perder la esperanza, son zapotecos que merecen todo nuestro apoyo y respaldo, estamos y seguiremos en pie de lucha”, externaron.

Asimismo, Ricardo Lagunas, abogado chiapaneco, felicitó al pueblo de Álvaro Obregón por su resistencia y añadió que la defensa del territorio y del mar, es muy valioso, por lo que los recomendó a seguir haciéndolo por el bien de los pueblos indígenas.

[pull_quote_center]“Sin la tierra y el mar, las comunidades desaparecerán, ustedes son un ejemplo para muchas otras comunidades, sigan así y que  vivan estos dos años de lucha por la defensa de su territorio”, externó.[/pull_quote_center]

Odelio López Vicente, agente comunitario de la ACAO que estos dos años de resistencia significan un avance enorme en la vida del pueblo indígena, por lo que ahora su mayor anhelo es insistir en  las autoridades federales el reconocimiento de esta comunidad como sistema normativo (usos y costumbres)

Precisó que han sido los partidos políticos y los políticos juchitecos, quienes han desestabilizado socialmente a la comunidad, pues recalcó a raíz de esta situación, hay familias enteras que no se hablan, padres con sus hijos o hermanos con hermanas.

El agente comunitario dijo que en estos dos años, tanto él como los integrantes de su cabildo no cobran un solo peso, sino todo es “tequio”, porque lo único que desean es que exista paz en la comunidad y que los proyectos eólicos no se instalen.

[pull_quote_center]“Sabemos que al año Álvaro Obregón recibe siete millones como agencia municipal, por eso exigimos que se nos reconozca como cabildo comunitario, porque los alcaldes que han pasado y gobernado, se quedan con el recurso y no lo aplican a la comunidad, estamos abandonados, no hay drenaje tampoco pavimentación”, añadió.[/pull_quote_center]

En esta comunidad, el 90 por ciento de los hombres se dedican a la pesca y las mujeres a la venta de marisco y algunas elaboran totopos (tortilla de maíz), el zapoteco, es la lengua materna con el cual se comunican tanto menores de edad como adultos mayores.