Pedro MATÍAS

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- La lucha por la defensa de los Chimalapas se extendió y Oaxaca se encuentra incomunicada con los vecinos estados de Chiapas y Veracruz. Ahora comuneros de San Miguel Chimalapa decidieron bloquear la carretera Oaxaca-Chiapas para sumarse a las acciones emprendidas por los habitantes de Santa María Chimalapa que cumplieron tres días obstruyendo la circulación en la carretera transístmica.

Mientras que el gobernador Gabino Cué en lugar de atender esta problemática de invasión y destrucción del territorio de los Chimalapas, la cual amenaza con radicalizarse, prefirió realizar un recorrido por la Ruta Caminos del Mezcal.
Los inconformes manifestaron que “debido al nulo interés del gobierno de Gabino Cué y a la falta de responsabilidad del secretario general de gobierno, Alfonso Gómez Sandoval Hernández, los bloqueos carreteros se ampliaron y si en 24 horas no hay respuesta procederán a tomar las dependencias federales y estatales.
Por lo pronto, comuneros de las agencias de Benito Juárez, Cieneguilla y El Porvenir, pertenecientes a San Miguel Chimalapa, iniciaron a las 10:27 horas el bloqueo en la carretera 190 en el kilómetro 15 en inmediaciones de la Venta en su tramo La Ventosa-Niltepec, que incomunica al estado de Oaxaca con Chiapas.
En tanto que los comuneros zoques de Santa María Chimalapas cumplieron tres días de bloqueos en la carretera transistmica precisamente en el paraje El Mezquite donde hay más de 10 kilómetros de vehículos varados que se dirigían a Veracruz.
Los inconformes cuestionaron a gobierno de Gabino Cué al pretender de manera tramposa sofocar el “incendio político” de Santa María Chimalapa confrontando a su comuneros con sus vecinos de San Miguel Chimalapa; sin embargo, su “cortafuegos” resultó fallido porque lograron que se sumaran a la defensa de su territorio.
En su desesperación, el Secretario General de Gobierno, Alfonso Gómez Sandoval Hernández, divulgó que encabezó una mesa de diálogo… pero con autoridades municipales y comunales de San Miguel Chimalapas, presididas por Geu Guzmán Castillejos y Miguel Angel Gutiérrez Domínguez, respectivamente, situación que irritó a los comuneros de este municipio que decidieron sumarse a esta lucha por la defensa de los Chimalapas.
Inconformes con sus autoridades por prestarse al juego del gobierno estatal, comuneros de Benito Juárez y de El Porvenir -pertenecientes a San Miguel Chimalapa- se sumaron a esta movilización al estar “en desacuerdo a la dudosa actuación de sus autoridades comunales y municipales que, sin el consenso libre previo e informado, acudieron a la ciudad de Oaxaca para tratar de minimizar las demandas de los comuneros de Santa María Chimalapa.
Gómez Sandoval Hernández argumentó que “dada la temporada de calor que inicia y para prevenir incendios forestales, el representante de bienes comunales solicitó apoyo de dos brigadas contraincendios rurales, mismas que empezarán a operar en la zona a partir del 1 de abril”.
Sin tocar el tema de invasiones y destrucción de la selva de los Chimalapas, el funcionario estatal se centró en la rehabilitación en el tramo carretero comprendido entre San Antonio y La Hondonada, en inversión de obra pública y una clínica de salud en la congregación Benito Juárez.
En otro comunicado, el gobierno de Oaxaca ofreció diálogo a Santa María Chimalapa con el argumento de que no se justifican movilizaciones por la defensa del territorio, porque ya se atiende el conflicto agrario en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
El subsecretario de Gobierno y Desarrollo Político de la Secretaría General de Gobierno (Segego), Carlos Santiago Carrasco y el coordinador técnico, Juan Arturo López Ramos,
informaron “sobre la intervención oportuna que ha tenido el gobierno en cuanto a la retención de un grupo de personas de origen chiapaneco que se encuentran en Santa María Chimalapa.
Para lograr la reunión en San Pedro Tapanatepec el pasado 3 de marzo, se pidió la intervención de la Secretaría de Gobernación para convocar al gobierno de Chiapas y aclarar el asunto de las invasiones. En esa ocasión se suscribió una declaración conjunta, en que el gobierno de Chiapas se deslindó de la intromisión de las personas sorprendidas realizando labores de chaponeo en la zona de conflicto, considerándolas como acciones particulares y pidió la aplicación de la ley contra quienes resultaran responsables, sobre todo de los autores intelectuales.
Sin embargo, los comuneros exigen que sea el gobernador o el secretario general de Gobierno el que los atienda porque en los acuerdos de Tapanatepec fueron excluidos y la reunión solo sirvió para exonerar al gobierno de Chiapas.