OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- La violencia en El Pedimento del Santuario de la Virgen de Juquila, es la crónica de una muerte anunciada.

El enfrentamiento en el que salieron a relucir armas de alto poder y que dejó un muerto y tres heridos, es resultado de la irresponsabilidad o imprudencia del presidente municipal, Manuel León Sánchez y la omisión del gobierno de Gabino Cué.

Para el apoderado legal de la Arquidiócesis de Antequera-Oaxaca, Francisco Wilfrido Mayrén Peláez, la disputa de El Pedimento es porque los partidos, grupos o barrios han convertido ese espacio de culto religioso en un botín económico.

Su afirmación la sustenta en que anualmente ingresan a El Pedimento alrededor de 50 millones de pesos al año por concepto de limosnas y venta de velas, veladoras, oro, plata, recuerdos y hasta fierros para cruces.

Lo que deplora es que por esta disputa política, religiosa y económica se lleguen a las vendettas o rencillas familiares.

Alrededor de tres millones de fieles visitan anualmente el Santuario de la Virgen de Juquila donde llegan 12 mil peregrinaciones, cantidad que lo ubica en entre cuatro Centros de Fe más visitados del país, solo superado por las Basílicas de la Virgen de Guadalupe, San Juan de los Lagos y Zapopan.

Sin embargo, la disputa por el Santuario o los lugares de culto han profundizado odio, generado divisiones y hasta han llegado a matar.

Habitantes de esa comunidad chatina que prefirieron el anonimato ante el temor de que ser señalados, refirieron que en los últimos 20 años se han registrado alrededor de 70 asesinatos, aunque la muerte de Ricardo Mendoza Palacios estaría directamente vinculada con el espacio de culto denominado El Pedimento.

Durante la balacera que se registró el pasado lunes 9 de marzo en El Pedimento a las 10:20 horas resultó herido de gravedad el fundador del PAN en Juquila, Ricardo Palacios Mendoza, quien murió cuando recibía atención médica en el Hospital regional de esa zona Chatina.

Mientras que Luciano Sánchez González, de 42 años, quien presenta un disparo en la cabeza, fue trasladado vía aérea a esta capital donde es reportado como grave, en tanto que Joaquín Román Zarate, de 33 años de edad, también fue hospitalizado al presentar lesiones en el glúteo y la pierna izquierda, y Valentín Sánchez, fue dado de alta al presentar solamente rozones.

Durante la refriega entre un grupo del presidente municipal y el otro del comisariado de Bienes Comunales se utilizaron armas de fuego calibres 22, 16 y 9 milímetros.

La Procuraduría General de Justicia del Estado confirmó que en primera instancia localizaron más de 60 casquillos percutidos y aseguraron tres unidades de motor, en las que presuntamente arribaron las personas que iban a desalojar a un grupo antagónico que se encuentra en posesión de El Pedimento.

La Arquidiócesis, dijo el Padre Uvi, lamenta la pérdida de vidas humanas por la ausencia del Estado de Derecho en Santa Catarina de Juquila donde El Pedimento se ha convertido en un botín económico de los partidos políticos, principalmente del PRI y del PRD y ahora del Comisariado de Bienes Comunales.

El sacerdote católico mejor conocido como el Padre Uvi manifestó que desde hace 30 años los partidos políticos le arrebataron el Pedimento a la Arquidiócesis de Oaxaca pese a que la Secretaría de Gobernación autorizó que le sea restituido ese espacio religioso a la iglesia.

El párroco del Templo de Xochimilco consideró que este es el momento para que el gobierno del estado realice un operativo y desarme a los que tomaron el Pedimento, asimismo, restituya ese espacio a la arquidiócesis.

Consideró que debido al “manto de impunidad” que impera en esa región chatina se sigue derramando sangre en nombre de la fe.

Los nativos sostienen que “no hubo atención adecuada de ningún nivel de gobierno, lo dejaron en el abandono como si el problema se resolviera por prescripción.

Refieren que “esto que sucedió es la crónica de una muerte anunciada porque desde hace más de una semana que ya se sabía que el presidente Manuel León Sánchez estaba organizando un grupo para quitarle el Pedimento al comisariado Marcelo Salinas por el juego de intereses económicos, políticos y religiosos que existe en esa localidad de la Sierra Sur.

Su afirmación la soportan en que Ricardo Mendoza se perfilaba como el precandidato del edil a la presidencia municipal y el comisariado Marcelo Salinas también aspira a ese cargo.

“En El Pedimento no importa de qué parrido seas, son grupos y se relevan. Hay un pacto tácito, donde se manda un emisario al que ya te tocó y si entiende deja el relevo, pero en este caso, no fue así, se dio un enfrentamiento y aquí están los resultados.

Consideran que fue una irresponsabilidad o imprudencia del presidente municipal priista porque su gente quiso tomar el Pedimento a pesar que hubo negativa del grupo opositor, mientras que el gobierno del estado fue omiso ante este problema.

Aunque El Pedimento es un espacio de culto, ahí no hay misas solo hay bendiciones y las da un diácono, esto significa que los actos de fe no cuentan con el respaldo de la iglesia católica.

Aunque es un lugar de culto, hay gente armada que resguarda ese negocio de la administración municipal en turno, de los partidos o presidentes de barrio que se cubren las espaldas e implementan diversas modalidades con tal de no perder ese botín.

Por su parte, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca llamo a la Procuraduría General de Justicia (PGJE) y a la Secretaría General de Gobierno (Segego) del estado a atender el conflicto por el control de “El Pedimento”, a raíz de que el 9 de marzo último en la comunidad de Santa Catarina Juquila ocurrió un enfrentamiento entre dos grupos que se disputan el control, con saldo de una persona muerta y tres lesionadas.

En el cuaderno de antecedentes número DDHPO/CA/0283/(11)/OAX/2015, la Defensoría solicitó a la Procuraduría informe si cuenta con un legajo de investigaciones al respecto, así como de las diligencias que la Procuraduría ha efectuado hasta el momento.

Asimismo, la Defensoría solicitó a la Segego que informe en un plazo no mayor a cinco días sobre las acciones que ha realizado para atender el conflicto que existe en la zona a causa de la disputa por el control de “El Pedimento”.

Recordó que en noviembre de 2014 la Defensoría emitió medidas cautelares a la Secretaría de Seguridad Pública para que garantizara la seguridad en la zona, debido a que por esas fechas se dio un enfrentamiento entre comuneros y un grupo de personas que al parecer incluyó a elementos de la policía municipal de esa población.

 

nnn