Diana Manzo/Corresponsal

JUCHITÁN, OAX.- La falta de un traductor en lengua zapoteca, ocasionó que el Comité Técnico de la consulta eólica que iba a comenzar en su tercera fase, “la Deliberativa” se cancelará dos minutos después de haber comenzado, luego de una espera de dos horas por parte de medio millar de ciudadanos integrados por arrendatarios, constructores, integrantes de organismos sociales nacionales y extranjeros y observadores de la ONU.

El recinto en que se realizaría la tercer fase fue la Casa de la Cultura de Juchitán, que en días atrás mediante una convocatoria abierta se anunció  que el martes arrancaría la tercera fase con horario de las 18:00 horas.

El alcalde de Juchitán, Saúl Vicente Vázquez fue el que tomó la palabra e indicó que la etapa deliberativa no podría continuar por la falta de un traductor en lengua zapoteca, el cual consideran un requisito importante para llevar acabo la consulta eólica en torno a la construcción del parque eólico Binnisa propiedad de la empresa Eólica del Sur.

Esta decisión, ocasionó que alrededor de 300 personas se sintieran ofendidas después de esperar más de 120 minutos, quienes se encararon con  palabras de alto volumen a los integrantes del Comité Técnico el cual encabeza la Secretaria de Energía a nivel federal y otras diez instituciones más llamándolo un pretexto.

Integrantes del  Comité Autonomista Zapoteca “Che Gorio Melendre” consideraron esta acción como una burla para los juchitecos y otras personas que asistieron a esta convocatoria y señalaron que fue un “pretexto” solamente el hecho de que no habría una traductora o traductor.

“Nosotros hemos venido participando en este proceso desde que inició, y hemos fijado una postura de manera firme y clara, ante lo que consideramos una burla a los ciudadanos que acudieron a la Casa de la Cultura de Juchitán a ejercer un derecho colectivo. Porque, además, otras sesiones de esta misma consulta se han realizado faltando el “traductor certificado”, ofreciéndose varios asistentes a desempeñar tal rol”, expusieron.

Declaraon que es obvio que la falta de un traductor es un simple pretexto para boicotear, desde dentro, un proceso que debería ser transparente, de buena fe y con responsabilidad.

“¿Cómo es posible que un Comité Técnico integrado por autoridades de los tres niveles de gobierno, incluyendo CDI y Secretaría de Asuntos Indígenas del Gobierno del Estado, no sea capaz de contratar un traductor en lengua zapoteca con varias semanas de anticipación?”, apuntaron.

Gubidxa Guerrero Luis, representante del Comité Melendre, indicó que este colectivo seguirá al pendiente de que este ejercicio no se pervierta, asimismo en la medida de sus posibilidades velará porque los principios de esta Consulta al pueblo juchiteco se apliquen con transparencia y respetando la voluntad colectiva.

Por último, el  área de comunicación social del Ayuntamiento de Juchitán informó en un comunicado, que para este jueves a la misma hora y lugar, se reanudarán las actividades de la tercera fase, “Deliberativa” argumentando que la autoridad municipal de siempre antepone el dialogo y el respeto.