Everardo R. Bohórquez y Cuevas, Corresponsal

Magistral, Mocorito, Sin., 9 de abril.- Un concentrado de oro, compuesto de  unas siete mil onzas de oro, con un valor de 8.4 millones de dólares en el mercado de metales preciosos, fue robado de un mineral sinaloense, el  martes 7 de abril, a las cuatro dela madrugada, aunque el hecho fue denunciado y dado a conocer, hasta  14 horas más tarde por la empresa afectada. 

Esa acción inusitada de la delincuencia –realizada al parecer por el Cartel de Sinaloa—fue hecha por un comando armado que penetró sin violencia hasta la bóveda de la mina El Gallo 1, misma que se encontraba abierta pues ahí se trabaja con mínimas precauciones por existir un sistema de seguridad interna operada por la propia minera. Sin embargo, hasta esta explotación ubicada en la región norte del municipio de Mocorito, llegaron los delincuentes y según una primera opinión de autoridades estatales de Sinaloa, se efectuó el ilícito con la complicidad de personal desde adentro, además de calificarlo como “un robo perefecto”.

Según la información dada a conocer por la empresa canadiense McEveng Mining, fue sustraído el oro cuando se realizaban labores cotidianas con mínimas precauciones: “Llegó gente armada y se metió a la bóveda. No la forzaron, sino que estaba abierta; así la dejan a veces porque están trabajando…” según lo indica un empleado de  la propia empresa minera, que pidió el anonimato,  varias horas después del atraco.

Los últimos avances de las investigaciones, dos trabajadores de la mina que tenían en su poder las llaves de acceso al lugar, fueron sorprendidos y nulificados por los  delincuentes, luego los asaltantes prosiguieron su labor de sometimiento a los demás empleados de la minera hasta llegar a la bóveda que se encontraba abierta  esa madrugada del mismo martes, para luego del robo  abandonar el lugar sin que fueran seguidos. La operación se realizó con inusitada limpieza y sin derramamiento de sangre, lo que pudiera significar complicidad del personal de la empresa, por ello las autoridades siguen interrogando a los propios trabajadores, principalmente a quienes les tocó sufrir el asalto.

Convertidos a pesos en promedio de la actual fase devaluatoria de nuestra moneda, los 8 y medio millones de dólares, significarían unos 127 millones de pesos mexicanos, lo que valdría el material aurífero robado a la minera canadiense que opera en por lo menos ocho diferentes sitios de la entidad norteña desde el 2013, gracias a las concesiones dadas por el gobierno peñanietista.

Estas ocho explotaciones se incluyen dentro de  las concesiones de un  total 107 otorgadas por la federación en los 18 municipios sinaloenses en diferentes administraciones federales, pero que se concentran principalmente en Mocorito, Concordia,  Choix, Sinaloa y Cosalá. Así, esos ocho fundos mineros que explota la canadiense McEven Mining, se sitúan en los predios El Gallo, Palmarito, Cobre Lomas, Revancha, Rocío y Magistral, éste último donde se localiza la mina saqueada.

Tanto el Secretario General de Gobierno de Sinaloa, Gerardo Vargas Landeros, como el  Procurador Marco Antonio Higuera Gómez, creen resolver  el  cuantioso robo realizado según dicen, en complicidad con personal del mineral, acción a la que califican de premeditada, bien planeada y ordenada. Por su parte, el  general retirado y coordinador de seguridad estatal, Moíses García Melo, dijo que con las diferentes corporaciones policiacas, se ha implementado un amplio dispositivo de seguridad que ofrece garantías a las 107 explotaciones de minerales en los 18 municipios de la entidad.

A su vez, el presidente municipal de Mocorito, Eleno Quiñonez López, dijo que se enteró del hecho por los medios  de comunicación, porque a pesar de que los directivos de la empresa minera cuentan con comunicación directa con los jefes policiacos del lugar, éstos no informaron del  incidente a las autoridades de Mocorito.

Se sabe a ciencia cierta que el operador del Cártel de Sinaloa en los municipios de Angostura, Salvador Alvarado y el propio Mocorito,  es Orso Iván Gastelúm, mejor conocido como “El Cholo”, mismo que encabeza las actividades del narcotráfico y de la delincuencia organizada.

Se ha llegado a saber extraoficialmente que la propia empresa ya hizo la denuncia de los hechos ante la Procuraduría General de la República por el robo de los minerales, pero hasta el momento ese organismo no ha informado sobre el particular.

(eramboc18@gmail.com)