la paz como imperativo

El máximo líder de la Iglesia católica dijo que no se debe permitir otro fracaso más en este camino de paz y reconciliación , cuyas negociaciones tienen lugar precisamente en la capital cubana.
Sin embargo, todos los intentos anteriores de poner fin al conflicto fracasaron, principalmente porque no fue posible encontrar un acuerdo entre el gobierno y la guerrilla sobre los términos de la desmovilización.
Tras una misa multitudinaria celebrada en la Plaza de la Revolución de La Habana, el papa Francisco llamó a concluir con éxito el proceso de paz iniciado en noviembre de 2012 entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el gobierno encabezado por el presidente Juan Manuel Santos.
Los intentos más significativos de encontrar una salida negociada al conflicto ocurrieron durante los gobiernos de Belisario Betancur (1982-1986), quien logró la desmovilización del grupo guerrillero Movimiento 19 de Abril (M-19), y de Andrés Pastrana (1998-2002), quien impulsó la creación de una zona desmilitarizada de más de 40 mil kilómetros cuadrados para dar garantías de seguridad a las negociaciones.
Para poner en contexto y antecedentes lo dicho por el pontífice, cabe recordar que la guerra en Colombia tiene más de medio siglo de historia, que se trata de un conflicto alimentado por múltiples factores –empezando por la profunda desigualdad social y la pobreza que padecen millones de campesinos– y que, de 1982 a la fecha, en casi todos los gobiernos que se han sucedido en el Palacio de Nariño las partes en conflicto han explorado vías para poner fin a la confrontación, si bien con distintos grados de voluntad política y reconocimiento de los motivos reales que detonaron el surgimiento de la oposición armada.


Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2015/09/21/opinion/002a1edi