Jazmín Gómez

OAXACA, (página3.mx).- La estrategia nacional que fue anunciada con bombos y platillos, la Cruzada Nacional Contra el Hambre, ha demostrado a casi dos años de su puesta en marcha que se trata de una política asistencialista de fracaso, en México y particularmente en Oaxaca de acuerdo al Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social incrementó el número de personas en condición de pobreza.

El Sistema Nacional para la Cruzada contra el Hambre (SINHAMBRE) se publicó en el Diario Oficial de la Federación el 21 de enero del 2013 y su objetivo, mismo que no ha cumplido, es que la población supere su condición de pobreza extrema de alimentación, uno de los 14 indicadores establecidos en el Plan Nacional para el Desarrollo 2013-2018 para medir los logros.

En el país de 53.3 millones de mexicanos en condición de pobreza que se tenían en 2012, se pasó a 55.3 millones, lo que representa el 46.2 por ciento de la población total, mientras que en Oaxaca se registran 2 millones 662 mil personas en esa misma condición.

De acuerdo a la subdelegada de Desarrollo Comunitario y Participación Social de la Secretaría de Desarrollo Social en Oaxaca, la antropóloga Silvia Solis López, en esta entidad se han constituido 3 mil 980 comités comunitarios funcionan como órganos de participación y de representación de una comunidad, sea urbana, rural o indígena dentro de la estrategia.

Estrategia nacional de la Cruzada tiene que ser revisada: SAI

Adelfo Regino Montes, secretario de Asuntos Indígenas en Oaxaca afirmó que las políticas públicas en particular las del combate a la pobreza, tienen que ser revisadas pues es grave que en el país vaya en aumento el número de pobres.

“Nos preocupa que se haya reportado tanto a nivel federal como estatal que la pobreza no se contiene sino que aumenta y esto creo que ocurre porque no se ha podido lograr una mejor focalización, porque no hay una mayor profundidad en la realización de estas políticas públicas”, dijo el secretario.

Expresó que las evaluaciones son importantes porque reflejan lo que está fallando, y permite corregir los desaciertos y de acuerdo al Coneval uno de los grandes temas es la falta de ingresos dignos, el desempleo.

Mencionó que en el caso específico de Oaxaca la migración también está en incremento por la falta de empleos, pero también por la falta de apoyos en el campo, la falta de programas que coadyuven para el incremento en la productividad y se puedan resarcir efectos del cambio climático.

“Uno de los principales problemas que viven Oaxaca y el país, es el desempleo, la falta de oportunidades de ingreso, a veces hay empleo pero los ingresos son bajos y todo esto trae consigo que no se esté avanzando en el tema del combate a la pobreza”, dijo.

Expresó que en el caso de la producción hay cultivos como el café, seriamente dañados por el cambio climático, la presencia de la plaga de la roya y la desatención en el tema por parte de los diferentes órganos de gobierno.

“Insisto en que las políticas públicas deben enfocarse en estos aspectos, en la producción de la milpa por ejemplo, no recuerdo que haya un programa federal o estatal que se enfoque solo en la milpa, sería muy importante una política para la producción tradicional del maíz, frijol, chile, la calabaza que son el alimento cotidiano de nuestra gente. Los resultados del Coneval nos obligan a focalizar, a revisar las políticas y programas del gobierno”, dijo.

Detalló que lo que no está funcionando es la lógica asistencialista y paternalista de programas gubernamentales, ante ello no se puede avanzar hacia una perspectiva de derechos consagrados a nivel nacional e internacional, que sea a partir del ejercicio de derechos combatir de manera eficaz el flagelo de pobreza y marginación.

La política asistencial no funciona porque no se toma en cuenta a los pueblos: Alejandro Martínez

Por su parte, el diputado local Alejandro Martínez Ramírez dijo que las políticas públicas muchas veces no funcionan porque no se toma en cuenta a las comunidades, es ahí donde se registra un retroceso y no un avance en el combate a la pobreza.

“Los grandes programas como la cruzada no tienen la funcionalidad y la operación que deben tener, ni el objetivo, seguimos asumiendo estrategias que se construyen desde los escritorios y sin tomar en cuenta a las comunidades que viven el problema”, dijo.

Detalló que además hay reformas como la Fiscal que no están ayudando en nada, que están obligando al cierre de negocios, que pequeños comerciantes se sientan hostigados y amenazados, todo ello está llevando a una crisis.

Mientras tanto, dijo que en tiempos electorales se condicionan los recursos, pero además se detienen desde altos mandos reformas que harían justicia a pueblos de Oaxaca como es la Reforma Indígena que daría certeza jurídica y respeto a los derechos fundamentales de pueblos indígenas y afrodescendientes.

Mencionó que continúa la política de un gobierno paternalista, pero que además implementa una serie de requisitos burocráticos para poder tener acceso a recursos para proyectos productivos que permitan desarrollarse a las comunidades.

A través de CDI sólo 18 mil familias han sido beneficiadas

Mediante la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, sólo 18 mil familias de Oaxaca de 44 municipios y 177 localidades de las 8 regiones de la entidad han sido atendidas, pero se estima que más del 75 por ciento en Oaxaca es población indígena.

De acuerdo a la dependencia se focalizó la atención a aquellas familias que cuentan con requisitos como habitar en localidades con 40 por ciento y más de población indígena y de muy alta y alta marginación, que se encuentren en pobreza extrema y que presentan carencia alimentaria; con miembros de 0 y 5 años de edad, con mujeres embarazadas y/ lactando, con integrantes adultos mayores y con personas con discapacidad.

Esta dependencia buscó en su suma a la Cruzada Nacional, contribuir a la “seguridad alimentaria y disminución de los altos niveles de desnutrición de las familias indígenas que habitan en localidades de alta y muy alta marginación y que presentan pobreza extrema, mediante la entrega de paquetes alimentarios y el establecimiento de huertos comunitarios y desarrollo de capacidades”.

El 66.8 por ciento de personas en Oaxaca se encuentra en situación de pobreza: Coneval

De acuerdo al estudio del Coneval, en el 2014 se encontraban en situación de pobreza 66.8 por ciento de la población que significan 2 millones 662 mil personas de las cuales más de un millón 130 mil estaban en pobreza extrema.

Asimismo, el 23.3 por ciento de la población que significan 927 mil personas se encuentran en situación vulnerable por carencias sociales, el 7.9 por ciento es población pobre no vulnerable y el 2.1 por ciento es población vulnerable por ingresos.

Asimismo, un millón 85 mil personas se encuentran en rezago educativo, 794 mil carecen por acceso a los Servicios de salud, 3 millones 107 mil carecen por acceso a seguridad social, 978 mil carecen de acceso a calidad y espacios en la vivienda, 2 mil 412 carecen de acceso a servicios básicos en la vivienda y el mil 440 es la población carente por acceso a la alimentación.