Pedro MATÍAS

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- El grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de la ONU concluyó que el arresto del líder de la Unión Cívica Democrática de Barrios, Colonias y Comunidades (Ucidebacc), Librado Jacinto Baños Rodríguez, es arbitraria, por consiguiente, solicitó al Estado mexicano su liberación.

Así lo dio a conocer el presidente del Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas (Cedhapi), Maurilio Santiago Reyes, quien exigió al gobierno de Enrique Peña Nieto y en particular de Gabino Cué ponga en inmediata libertad  a Librado Jacinto Baños Rodríguez para dar cumplimiento a la resolución del Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de la ONU.
Relató que en el periodo de sesiones número 72, celebrado en Ginebra Suiza, el grupo de Trabajo emitió su opinión respecto a la detención arbitraria ocurrida el 25 de agosto de 2013 en contra de Librado Jacinto Baños Rodríguez, perpetrada en Pinotepa Nacional, Oaxaca.
En consonancia con la opinión rendida el Grupo de Trabajo solicita  al gobierno de México la liberación inmediata de Baños Rodríguez y el otorgamiento de una adecuada reparación, incluyendo pero no limitada, el otorgamiento de una compensación y el brindarle el tratamiento médico necesario.
El Grupo de Trabajo también solicitó adoptar las acciones que considere necesarias para  atender las preocupaciones motivadas por el deterioro del estado de salud de Baños Rodríguez y continuar proveyendo la asistencia médica necesaria aun después de su liberación.
Con este caso se evidencia que en México existen “presos políticos”, ya que el Grupo de Trabajo en su deliberación refiere:

[pull_quote_center]“Se considera así establecido que el señor Baños Rodríguez es un defensor de derechos humanos que defiende los derechos de las comunidades indígenas mixtecos, amuzgos, chatinos y afro-descendientes; particularmente sus derechos económicos, sociales y culturales. Ha sido sujeto a diversas agresiones y a actos de hostigamiento e intimidación, incluyendo detenciones previas, tortura, golpes y amenazas de muerte contra él y contra su esposa”.[/pull_quote_center]

 

“Como resultado, el Grupo de Trabajo considera que su arresto, detención y actual procesamiento han sido designados como actos de retaliación y represalia por su activa defensa de los derechos de la población indígena y afro-descendiente de la región”.
Y agregó: “El Grupo de Trabajo considera que las actividades de esta persona tienen una doble naturaleza: De una parte, el señor Baños Rodríguez ha estado ejerciendo su derecho a las libertades de opinión y expresión (Art. 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos) particularmente en lo concerniente a las políticas y prácticas discriminatorias de las autoridades públicas”.
Además, “el señor Baños Rodríguez ha estado también defendiendo los derechos y asistiendo a otras personas cuyos derechos fundamentales están siendo violados por las autoridades y políticas estatales”.
 .