brightness_2
Clima en Oaxaca
22‎°C
Se le cae el negocio al secretario de Turismo: El Centro de Convenciones cambia de sede
Por Pedro Matías
21 de octubre, 2015
Comparte
Pedro MATÍAS
OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Con el pretexto de “garantizar la unidad de la sociedad oaxaqueña”, el gobernador Gabino Cué Monteagudo tomó la determinación de cambiar la sede del Centro Cultural y de Convenciones que beneficiaba a su secretario de Turismo, José Zorrilla y que le generó una confrontación directa con los pintores Francisco Toledo y Sergio Hernández

Luego de gastar mas de siete millones de pesos para realizar una “consulta ciudadana”, ahora, “el Gobierno de Oaxaca reafirma su compromiso y vocación democrática, al asumir una decisión de Estado que ofrezca una respuesta integral, responsable y congruente a todos los sectores de la sociedad civil”.
A través de un comunicado, el gobernador informó que dio instrucciones a los titulares de las Secretarías de las Infraestructuras y Ordenamiento Territorial (SINFRA), de Turismo y Desarrollo Económico (STyDE), Administración (SA) y Finanzas (SEFIN), así como al director general del Fideicomiso para el Desarrollo Logístico de Oaxaca (FIDELO), para que a la mayor brevedad y en estricta observancia de la normatividad aplicable, determinen el lugar de la reubicación del Centro de Convenciones.
Además pidió realizar los ajustes al proyecto ejecutivo y se obtengan los permisos federales, estatales y municipales  que se requieran, así como la adecuación de los mecanismos administrativos y financieros que permitan la puesta en marcha de la obra.
De igual forma, instruyó al Secretario de la Contraloría y Transparencia Gubernamental, Manuel de Jesús López López, para que la dependencia a su cargo de seguimiento al proceso jurídico-administrativo, con la finalidad de que la obra se realice con transparencia y total apego a la normatividad de la materia.
Precisó que a partir de este miércoles 21 de octubre, ha iniciado personalmente las gestiones ante las dependencias federales vinculadas, para concretar el cambio de la sede constructiva del Centro Cultural y de Convenciones, proyectada originalmente en las inmediaciones del Cerro del Fortín.
Respecto a los trabajos de modernización del Auditorio Guelaguetza, las obras de mejoramiento vial y equipamiento urbano continuarán sin cambios, incluida la edificación del estacionamiento para 600 vehículos con avance significativo a la fecha, y que dará servicio al Auditorio y a la zona centro de la capital del estado.
Reiteró su firme decisión para llevar a cabo la construcción del Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca (CCCO), porque constituye un anhelo legítimo de la sociedad oaxaqueña y de los prestadores de servicios turísticos de la Zona Metropolitana de esta capital, el cual se encuentra comprometido en el Plan Estatal de Desarrollo 2011-2016.
LUCHA DE PINTORES
Los pintores Francisco Toledo y Sergio Hernández denunciaron que el pernicioso maridaje entre políticos, empresarios y hombres de negocios dañinos se fortalece con la “coronación de la desvergüenza”: El Centro Cultural y de Convenciones que construirá el gobierno de Gabino Cué en el cerro del Fortín.
Y es que los “juniorciques (hijos de caciques)” que están gobernando llegaron para “chingarse el dinero del pueblo” con negocios como la construcción del Centro de Convenciones que pretenden edificar a un costado del Hotel Victoria” del que es accionista el secretario de Turismo, José Zorrilla de San Martín Diego.
Estas denuncias provocaron que fueran amenazados, hostigados y descalificados mediante una campaña de linchamiento mediático por oponerse a esa “mole” en el Cerro del Fortín.
Los artistas plásticos se quejaron de que este gobierno emanado de la alianza PAN-PRD, PT y Convergencia, no se diferencia en nada de los gobiernos caciquiles y dictatoriales de Diódoro Carrasco Altamirano, José Murat Casab y Ulises Ruiz Ortiz.
La realidad es que esta lucha en defensa del Cerro del Fortín inició el 17 de diciembre de 2014 y en estos casi 10 meses se polarizó a un sector de la población alentado desde las esferas del poder que dilapidaron alrededor de siete millones de pesos para realizar una consulta “amañada” y legitimar una obra con claros conflictos de intereses.
Por un lado, el Patronato Pro Defensa del Patrimonio Cultural y Natural de Oaxaca y el Frente en Defensa del Fortín que aglutina a 69 organizaciones civiles interpusieron denuncias ante la Procuraduría General de la República, amparos ante los juzgados federales, quejas ante el Instituto Nacional Electoral y recursos ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación e instituciones ambientales.
Además, denunciaron el caso ante el Consejo Mundial de Monumentos de la UNESCO y presentaron quejas ante la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblos de Oaxaca y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), asimismo, analizan recurrir a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).
En tanto que el gobierno de Gabino Cué litigó en los medios de comunicación la defensa du su proyecto, recurrió a una embajadora de paz de la UNESCO que fue desconocida por la misma institución de la Organización de las Naciones Unidas y hasta fue acusado de alentar la presencia de grupos de porros o de choque para disolver, en dos ocasiones, las manifestaciones pacíficas de los opositores al Centro de Convenciones.
El Presidente del ProOax, José Márquez, manifestó que como parte de la defensa jurídica promovidas con el único interés de colaborar en el bien de Oaxaca como ciudad patrimonio de la Humanidad, presentaron peritajes en el proceso legal instaurado por vecinos de la Colonia Guelaguetza mediante el juicio de amparo indirecto 482/2015 que se sigue ante el Juzgado Primero de Distrito del Décimo Tercer Circuito y está a punto de emitir una resolución.
.
Comparte