Jaime GUERRERO

OAXACA (página3.mx).- La LXII Legislatura reformó el Código Civil del Estado para establecer que la edad mínima para contraer matrimonio sea de 18 años, sin que exista dispensa para que se pueda contraer matrimonio antes de cumplir con la mayoría de edad.

Con ello se establecen candados para prohibir el matrimonio infantil en Oaxaca.

Así también, las diputadas y diputados de Oaxaca aprobaron dictámenes de las Comisiones Permanentes Unidas de Administración de Justicia y de Igualdad de Género para garantizar el derecho de paternidad de niñas, niños y adolescentes; además de protección a las Mujeres, respectivamente.

La reforma al código civil obedece a la armonización de la reforma federal.

En Oaxaca, la propuesta la impulsó la diputada Alejandra García Morlan.

La modificación fue Por votación unánime para establecer en la legislación que la edad mínima para contraer matrimonio sea de 18 años, sin que exista dispensa para que se pueda contraer antes de cumplir con la mayoría de edad.

Y es que en el marco convencional existen diversas previsiones en los instrumentos destinados a proteger a las personas del matrimonio forzoso y se señala como obligatorio el libre consentimiento y determinando una edad mínima para ello.

Con ello se erradicar el matrimonio infantil; además se prevendrá que niñas y adolescentes pongan fin a su educación y les sean bloqueadas todas las oportunidades de adquirir educación vocacional y para la vida; exponerlas a los riesgos de un embarazo, parto y maternidad a edad demasiado temprana.

García Morlan dijo que la legislatura oaxaqueña fortalece la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes, respetando el principio del interés superior de la niñez mandatado en la Constitución, armonizando los tratados internacionales en materia de derechos humanos de los que México es parte y, sobre todo, promover que la niñez mexicana tenga un desarrollo integral adecuado.

En tanto, el pleno aprobó la propuesta del diputado Carlos Alberto Ramos Aragón, de la Fracción Parlamentaria del PRI en el sentido de garantizar el derecho que tienen las niñas, los niños y los adolescentes a una identidad, pero sobre todo a la paternidad.

Con ello se estableció la obligatoriedad de los órganos jurisdiccionales de solicitar, a petición de parte, el desahogo de la prueba pericial en genética molecular del ácido desoxirribonucleico (ADN) a las instituciones públicas, como es el caso del Instituto de Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia del Estado e incluso a los propios servicios de Salud Pública, en los juicios en donde se investiga la paternidad de un niño, niña o adolescente.

Así, instituciones públicas tendrán la obligación de practicar dicha prueba genética al progenitor, en apoyo a todas aquellas mujeres que por diferentes motivos, no lograron que el padre de sus hijos los haya reconocido legalmente, y tengan la necesidad de acudir a un juicio. Lo anterior se establecerá en el artículo 965 Bis que se adiciona al Código de Procedimientos Civiles para el Estado de Oaxaca.

Mientras que en el dictamen –presentado por la presidenta de la Comisión Permanente de Igualdad de Género, Zoila José Juan- se establece que las reformas realizadas tienen como principal objetivo, garantizar de forma eficiente, la protección de las mujeres de algunos tipos de violencia no están establecidos en la actual legislación.

Se incluyen los términos Acoso Sexual y Hostigamiento Sexual como tipos penales autónomos.

Y es que el hostigamiento como el acoso, son conductas que atentan de forma directa la sexualidad de las personas, de forma no recíproca, teniendo como elemento principal el ejercicio abusivo de poder, ya sea que exista una relación de subordinación o entre pares, es decir; el hostigamiento sexual conlleva una relación de subordinación real de la víctima frente al agresor, en tanto que en el acoso sexual no existe esa relación pero si un ejercicio abusivo de poder cuyo resultado es llevar a la víctima a un estado de indefensión, se apuntó.

“Lo primordial es ofrecer elementos legales a las mujeres para tener una mejor protección de sus derechos en contra de la violencia”, mencionó Zoila José Juan.