Cisma en la Iglesia: se rebelan 14 sacerdotes contra el Arzobispo; lo responsabilizan de violencia

José Luis Chávez Botello, arzobispo de Oaxaca.

Pedro MATÍAS

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Cisma en la arquidiócesis de Antequera-Oaxaca. Al menos 14 sacerdotes se rebelaron contra el arzobispo José Luis Chávez Botello al acusarlo de dividir a la iglesia y proteger a pederastas, al tiempo que lo hacen responsable de la violencia que pudiera presentarse.

En un documento firmado por sacerdotes Jorge Pérez García, Miguel Ángel Morelos García; Apolonio Merino, Guillermo Velásquez Gordillo, Pedro Rovirosa Domínguez, Juan Ruiz Carreño, Leoncio Guzmán Hernández, Juan Antonio Jiménez, Ángel Ángeles, Fidel Zurita, Alejandro Zárate, Arturo Nicolás Vásquez y Jaime Meneses Zenón, así como el diácono Ángel Noguera, manifestaron su solidaridad con el Cura Manuel Arias Montes.
Insistieron en que el hostigamiento y persecución que ha sufrido el presbítero Arias Montes de parte de parte del arzobispo José Luis Chávez Botello y el padre Wilfrido Mayrén Peláez se debe a la defensa de las víctimas de la Pederastia.
“El trabajo del obispo es servir pero, como consecuencia de su negativa actuación, ha perdido el respeto de la comunidad; de modo que, tanto el Arzobispo como el P. Uvi, serían los responsables de cualquier tipo de violencia que pudiera presentarse”, advirtieron.
Por otra parte, manifestaron su “solidaridad con el padre Manuel quien ha sido un ejemplo de entrega, búsqueda del bien común, generosidad y amistad con la comunidad”.
Por consiguiente, manifestaron, “rechazamos las calumnias de las que ha sido objeto, su trayectoria demuestra la defensa y respeto a la dignidad de las mujeres  y los niños”.
Además el padre Manuel es una persona preparada que tiene un doctorado obtenido en Alemania, su preparación es superior a la de muchos de nosotros, (entonces), no nos dejemos llevar por críticas negativas, busquemos siempre la verdad y actuemos de acuerdo a ella”, puntualizaron.
Antes, Arias Montes denunció que teme por su vida y que “el arzobispo Chávez Botello parece no querer irse sin ver mi cabeza en una charola como regalo para él o para los pederastas”.
 “¡Temo por mi vida!. Temo perder mi vida porque me están acosando al máximo para hundirme y todo por haber denunciado la pederasta clerical y la protección del arzobispo (José Luis Chávez Botello)”, denunció el párroco de la Inmaculada de Juquila.
Arias Montes atribuye las represalias contra los 10 sacerdotes que se atrevieron a firmar la carta donde se denuncia la pederasta clerical del sacerdote Gerardo Silvestre Hernández, la justicia civil si lo encontró culpable y lo detuvo desde el 29 de noviembre de 2013, por el presunto abuso de 100 niños indígenas zapotecas.
Por su parte, el abogado postulante Alejandro Noyola dio a conocer públicamente la denuncia contra el sacerdote católico Manuel Arias Montes, por violencia intrafamiliar contra Alma Delia Gómez Soto luego de haberla golpeado, denuncia que sigue por la vía de los juzgados de lo Familiar donde demanda pensión alimenticia y la custodia de su hijo menor.
Según la demandante, “fue tomada como mujer por parte de este sacerdote a los 16 años” y de ahí hasta hace algunos meses sostuvo una relación de pareja, durante la cual procrearon a una hija ya mayor de edad, y a un hijo de 16 años de edad”.