Jaime GUERRERO

OAXACA, (#página3.mx).- A más de un mes de los hechos de violencia ocurridos en Asunción Nochixtlán que dejaron ocho personas muertas y más de cien heridas, los gobiernos federal y estatal todavía deben a la sociedad oaxaqueña justicia y rendición de cuentas, señaló el diputado federal Sergio López Sánchez.

El legislador hizo hincapié en que no hay un solo detenido, “a pesar de que existen numerosos testimonios documentados, tanto por organismos de derechos humanos como por prensa nacional e internacional, de que la Policía Federal y la Estatal fueron los únicos que dispararon aquel domingo 19 de junio hacia la población y manifestantes”.

López Sánchez refirió que el informe que presentó esta semana el defensor de los derechos humanos de Oaxaca, Arturo Peimbert, a la comisión especial de legisladores para darle seguimiento a los hechos ocurridos en Nochixtlán “debería sensibilizar a los gobiernos federal y estatal para que cambien su actitud y negligencia con la que han actuado hasta el momento”.

“No es posible que a más de un mes de los trágicos eventos en los que fallecieron ocho personas no se hayan hecho públicas las investigaciones periciales; ni la PGR ni las autoridades estatales han rendido ningún informe a los organismos de derechos humanos que han documentado el proceso, y esto no contribuye a solucionar el conflicto en nuestro Estado”, refirió el diputado.

También refirió que “es altamente condenable la forma en la que actuó la Policía Federal y Estatal en donde incluso pusieron en riesgo los derechos humanos y la integridad de niños y niñas” como lo expuso Arturo Peimbert en su comparecencia ante la comisión de seguimiento del Congreso de la Unión.

Señaló que “es lamentable que los gobiernos Federal y Estatal se hayan apresurado a descalificar las declaraciones del defensor de los Derechos Humanos de Oaxaca, cuando en su lugar deberían estar rindiendo cuentas de manera clara y transparente sobre los hechos ocurridos en Nochixtlán y haciendo lo necesario para la reparación del daño a las víctimas”.

Por último, el diputado hizo un llamado para que se inicie un verdadero diálogo para alcanzar una Reforma Educativa, misma que esté construida con todos los actores sociales y mediante un amplio debate y que contribuya a la solución de fondo del conflicto en el Estado.”