Diana MANZO/Corresponsal

JUCHITÁN, Oax.- Los bloqueos carreteros en el Istmo de Tehuantepec suman 22 días los cuales son encabezados por profesores de la sección 22 de la CNTE, padres de familia y organizaciones sociales, exigen la abrogación de la reforma educativa, justicia para los caídos de Nochixtlán y libertad a sus dirigentes.

Con piedras y palos además de llantas en las cintas asfálticas de las vías de comunicación, los manifestantes se ubican en el tramo conocido como canal 33 sobre la vía 180 en la ciudad de Juchitán en donde el bloqueo es total.

En el crucero de la ciudad de Matías Romero en la zona norte del Istmo de Tehuantepec, vía que comunica al Istmo con el estado de Veracruz solo se permite el paso a vehículos pequeños por caminos alternos del lado norte y sur.

Al igual en Tehuantepec a la altura del puente El Caracol que comunica a la Costa y a la capital oaxaqueña a la altura de la supercarretera se permite el paso a los vehículos pequeños.

En el poblado de Magdalena Tequisitlán, Zanatepec, Jalapa del Marqués , Salina Cruz y en Ciudad Ixtepec a la altura de la caseta de peaje de la autopista Ixtepec-Salina Cruz, de igual forma el paso es para los automóviles particulares, no así para las empresas y camiones de carga.

A partir del pasado lunes, la mayor parte de los bloqueos han adoptado una nueva modalidad, se levantan alrededor de las 22:00 horas y se reactivan a las 7:00 de la mañana a excepción del ubicado en la ciudad de Juchitán en el canal 33 que permanece cerrado totalmente.

Por otro lado, en la ciudad de Juchitán por segundo día consecutivo taxistas de diversos sitios mantuvieron un bloqueo que duró 30 horas ininterrumpidos que se ubicó en el crucero de la ciudad para exigir al gobierno de Oaxaca y a la Secretaría de Vialidad y Transporte (Sevitra) cancelar los permisos otorgados a catorce concesiones bajo dos sitios, San Jorge y Oli.

Los dirigentes manifestaron que levantaron el bloqueo debido a que las autoridades le dieron fecha de audiencia para tratar el tema y analizar la situación de las 14 concesiones que circulan sin tener aceptación del resto de los concesionarios.

“Nuestra postura es ningún concesión para políticos de Juchitán, esas 14 deberían darse a choferes de muchos años, personas que han dedicado más de 20 años manejando unidades de transporte y a ellos deberían otorgarse”, expresaron.