Jaime GUERRERO

OAXACA (#pagina3.mx).- Aunque fueron electas autoridad municipal con el voto ciudadano, las mujeres electas en los distintos cargos de representación popular aún no pueden cantar victoria, porque el reto será enfrentar posibles artimañas para ser retiradas de los cargos logrados, advirtió la Secretaria de Igualdad de Género del Comité Ejecutivo Estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Abigail Ríos Urbano,

Actualmente el PRD tiene 9 presidentas municipales electas y 23 síndicas. Sin embargo como la Ley Orgánica Municipal no establece que la segunda posición dentro del Cabildo es la sindicatura, podría haber movimientos que redujeran el número de mujeres en este puesto, explicó Ríos Urbano.

“Luego ocurre que el puesto en la sindicatura es decidido en la sesión que llevan a cabo las autoridades el 1 de enero. Pero para nosotras son 23 síndicas y 70 regidoras”, declaró durante el encuentro estatal con mujeres que fueron electas autoridades en el cargo de presidentas, síndicas, regidoras, diputadas locales y lideresas dentro del PRD.

Las cifras de mujeres que lograron un cargo municipal o una curul dentro de la próxima legislatura es mayor a los registrados en elecciones posteriores, no obstante sigue pendiente lograr la paridad vertical y horizontal, dijo.

“Yo afirmaba que la paridad de género se daba de manera horizontal y vertical pero eso no implica que podamos nosotras ocupar efectivamente los espacios como tal porque hay aún ciertas resistencias. Por eso yo les decía a las compañeras: llegaron con mucha dificultad, tuvieron que pasar por muchos retos. Ahora lo que nos queda es actuar responsablemente”, expuso.

A lo anterior -agregó- debe de añadirse la responsabilidad de los partidos políticos para con las mujeres a fin de que sus derechos políticos no sean violentados, que se les garanticen las herramientas útiles para el buen desarrollo de su gobierno municipal, asentó.

“Hay ciertas resistencias a las que nosotros vamos a estar vigilantes. Hay abogados y las mismas autoridades, a veces asesorados o por algunas otras circunstancias, actúan de esa manera (violentar los derechos políticos de las mujeres). Nuestra tarea va a ser vigilar que nuestras compañeras ocupen el espacio y lugar que les corresponde”, apuntó.