Pedro MATÍAS

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Desprestigiado, repudiado y denunciado ante tribunales, el “humanista” y “demócrata” Gabino Cué Monteagudo terminó por sepultar, en seis años, una incipiente transición.

Acusado del saqueo de 30 mil millones de pesos y de dejar una deuda de 16 mil 200 millones de pesos, Cué deja un estado hecho añicos con un tejido social resquebrajado, una economía destrozada, sin obra pública, altos índices de pobreza, desempleo, inseguridad y corrupción.

Además deja un escandaloso saldo de sangre porque en su gobierno se cometieron tres mil 705 crímenes de alto impacto, de los cuales 610 fueron por motivos políticos o agrarios, 526 feminicidios y 11 asesinatos de periodistas.

Foto: Paulina Ríos.
Foto: Paulina Ríos.

Sin contar las 174 desapariciones de mujeres, 1 desaparición forzada, 300 ataques a defensoras, 236 agravios a periodistas, 67 presos políticos y torturados, desplazados y que convirtieron a Oaxaca en la expresión visible y material de la criminalización de la protesta social.

De entrada Cué traicionó su discurso de toma de posesión: “…nunca mas un gobernador que abuse del poder público para beneficio personal o el interés de un grupo en detrimento de la población en su conjunto (…) Nunca mas el uso de la fuerza pública para reprimir. Nunca mas el uso de la fuerza pública para acallar demandas sociales”.

Pese al estado fallido que deja Cué con tanto saqueos, robos y asesinatos, “lo que nunca le van a perdonar es que haya traicionado al pueblo y que haya entregado de nuevo el estado de Oaxaca al PRI”, afirmó el padre Alejandro Solalinde Guerra.

Aunque en el sexenio de Gabino Cué le asignaron presupuestos “históricos” que en suma superan los 500 mil millones de pesos, en la actualidad los Servicios de Salud se encuentran paralizados, a tal grado que en el Hospital Civil decidieron cobrar porque no hay ni para medicamentos.

231116-cobraran-servicios-en-hospital-civil-jap-4

Mientras que los burócratas se quejan de que le suspendieron el teléfono y el internet y no hay papel ni para el baño por falta de pagos razón por la que realizaron un paro de labores durante una semana.

Y los policías se quejaron de que no se les ha pagado los compromisos que se firmaron luego de realizar un paro durante un mes, situación por la que 534 trabajadores de base de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO) se manifestaron este jueves 24 de octubre en su edificio sindical para exigir al gobierno del estado pague de inmediato 177 millones de pesos que adeuda al Fondo de Pensiones.

De igual forma, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex-Oaxaca), Raúl Ruiz Robles, afirmó que “Oaxaca está herida y necesita un rescate en todos los sentidos” porque Cué deja una deuda a proveedores cercana a los 2 mil 500 millones de pesos, situación que provocará un gran hoyo y hundirá al sector productivo en la falta de liquidez.

Además, dejó tirada obra del metrobús que tenía una inversión inicial de 500 millones de pesos y se disparó a mil 244.6 millones de pesos para un recorrido de 8.5 kilómetros.

A todo ello hay que agregarle el déficit del sector educativo por más de 6 mil millones; el de salud, de más de 9 mil millones, por lo que integrantes de la LXIII legislatura pidieron que se declare a “Oaxaca como zona de desastre”.

Abandonado por los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD) que lo llevaron a la gubernatura en 2010, surgen fundadas sospechas de que las cifras en materia económica y social fueron “maquilladas”.

Toda esta inconformidad se tradujo en paros de labores en el sector salud, de la policía, del monte de piedad y protestas de personas con discapacidad, transportistas y otros proveedores que realizaron bloqueos carreteros, tomas de tomas de oficinas y hasta del aeropuerto de Puerto Escondido, para exigir al gobierno de Cué que les pague.

El fundador del albergue Hermanos en el Camino, Solalinde Guerra, calificó de “lamentable y deplorable el sexenio de Gabino Cué porque le falló a mucha gente de la sociedad civil que exigió justicia y se quedó esperando”.

“A Gabino lo veían como un político de la alternancia, creó expectativas de que no iba a ser ladrón como los otros gobiernos que lo antecedieron. Empezó bien pero los ladrones ya estaban en casa, no lo dejaron gobernar, no impuso su voluntad, lo cooptaron y acabo haciendo lo mismo que los anteriores. Es una desilusión muy grande”, agregó.

El ex presidente de la Comisión de la Verdad por los disturbios de 2006 y 2007, lamentó que “el gobierno de Cué exoneraba a todos, señalamos culpables y él exoneraba, no se podía avanzar con un doble lenguaje. No podía dar apoyo contundente porque tenía ya compromisos con el PRI, con los perpetradores de las graves violaciones a los derechos humanos. Es algo escandaloso, que agravia la conciencia de los oaxaqueños”.

Muestra de ello que en una entrevista con Proceso, Cué afirmó que al ex gobernador Ulises Ruiz Ortiz no lo metió a la cárcel porque “no tuve en mis manos ningún elemento como para poderlo detener”, aunque las auditorías revelaron que sus colaboradores causaron un daño patrimonial por mas de cuatro mil millones de pesos.

Gabino Cué 8

En su despacho del Palacio de Gobierno, manifestó que “en el caso de Ulises Ruiz no tuve en mis manos ningún elemento como para poderlo detener. Que yo tenga elementos que se llevó una televisión o un cuadro, no. Se hizo una auditoría y no se encontró una relación directa en el delito. Y a quienes sí, algunos los detuvimos, y otros está prófugos”.

Respecto a la corrupción en el gabinete de Cué, Solalinde dijo que “es escandaloso robar, donde quiera es malo, pero robarle a los pobres, los mas empobrecidos, es una canallada porque los políticos por generaciones han robado, entonces, si es una pena que haya caído en lo mismo”.

En cuanto a la violencia y la cuota de sangre, Solalinde lo atribuyo a “que fue un gobernador débil, que no tuvo el valor de enfrentarlos y acabaron disponiendo de él, no tuvo esa visión, la estatura de estadista y terminó pactando con el PRI”.

Para la defensora de derechos humanos, Yésica Sánchez Maya, calificó al gobierno de Cué de la decepción porque “lamentable los saldos del sexenio de la alternancia, mas que de la esperanza se volvió pesadilla”.

“Fue una pena que no se avanzara en la agenda de derechos humanos donde hubo un retroceso por el tema de impunidad de 2006, la gravedad contra las mujeres, ejecuciones a periodistas y defensoras, entonces, se fue debiéndonos”.

“Gabino no solo dejó calles rotas, baches, zonas no iluminadas, un puente deforme, obras muy mal logradas, sino que dejo a una sociedad agujereada, con deudas, déficits, muchos pendientes”.

Lo humanista y demócrata que pregonó durante su administración se quedo en el discurso demagógico porque se confrontó con el movimiento social, criminalizó la protesta social y para muestra está la persecución contra la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y la represión del 19 de junio de 2016 en Asunción Nochixtlán que dejó ocho personas asesinadas y mas de 100 heridos, no cumplió con las medidas cautelares, ni las recomendaciones por violaciones a los derechos humanos.

Sánchez Maya resaltó que el lema “Paz y progreso” se quedó en un slogan de campaña aunque también cuestionó a los partidos políticos que llevaron a Cué a la gubernatura porque nunca asumieron su responsabilidad a obligarlo a cumplir con sus promesas y ahora se desgarran las vestiduras.

El apoderado legal de la arquidiócesis de Antequera Oaxaca, Wilfrido Mayrén Peláez, consideró que “lamentablemente fueron seis años perdidos para la historia de Oaxaca y con consecuencias muy desastrosas”.

El padre Uvi reconoce que Gabino Cué sepultó la transición democrática en Oaxaca, lo que hubo fue una alternancia, aunque algunos la ponen en duda porque aunque se cobijaron en otras siglas y colores,  fueron lo mismo que el PRI.

Lo importante es que “quien gane la gubernatura debe gobernar porque es muy fácil dejar en otras personas u otras manos la responsabilidad del estado porque tiene consecuencias desastrosas, entonces, no podemos continuar esta espiral y si continuamos así que a nadie le extrañe que se pueda dar una situación donde el pueblo ya no aguante”.

GABINO PEOR QUE ULISES

Joaquín Rodríguez Palacios, ex subsecretario de gobierno en los sexenios de Heladio Ramírez López, Diódoro Carrasco, José Murat Casab, Ulises Ruiz Ortiz y del propio Gabino Cué, reconoció que el aliancista deja un estado colapsado y manchado de sangre.

Su afirmación la soporta en que en el gobierno de Cué se cometieron 610 crímenes por motivos políticos y cuestiones agrarias.

Recordó que en el gobierno de Heladio Ramírez López se cometieron 97 asesinatos políticos, que incluye la masacre de 17 policías, derivada de un conflicto entre San Baltazar Chichicapan y San Nicolás Yaxe.

Con Diódoro Carrasco la cifra bajo 87 asesinatos con todo y la aparición del Ejército Popular Revolucionario (EPR) que dejó 28 o 30 muertos, principalmente en la región de los Loxicha.

Con José Murat la cifra bajó a 85 en seis años pese a la masacre de 26 campesinos en el paraje de Agua Fría, de Santiago Xochiltepec, Sola de Vega, ubicado en la Sierra Sur.

Y con Ulises Ruiz se elevó la cifra a 108 muertos con todo y el conflicto sociopolítico de 2006-2007, que dejó 26 muertos, alrededor de 500 detenciones y unos 380 casos de tortura.

Uno de los crímenes cometidos fue el asesinato del esposo de la directora del Icapet.
Uno de los crímenes cometidos fue el asesinato del esposo de la directora del Icapet.

Mientras que el “humanista” de Cué tiene casos que conmocionaron a la opinión pública como fue el asesinato de 10 personas en Santiago Choapan, ocho muertos entre Zimatlán de Lázaro Cárdenas y San Sebastián Nopalera, 10 calcinados por el conflicto de Santo Domingo Yosoñama con San Juan Mixtepec.

Aunque lo que lo perseguirá en su historia política es el operativo fallido del 19 de junio de 2016 en Nochixtlán ejecutado por las fuerzas policiales federal y estatal que dejó 8 civiles muertos y 155 heridos, de los cuales 84 de ellos por arma de fuego.

LISTA NEGRA

Dentro de la lista negra de ejecuciones sobresale el crimen de estado, Rafael Pérez Gavilán, cometido en este gobierno, presuntamente por malos manejos en los Servicios de Salud al tener nominas discrecionales.

El subdirector de Administración y Finanzas de los Servicios de Salud de Oaxaca, Rafael Pérez Gavilán Escalante, fue cesado el 19 de febrero de 2015 por presuntos malos manejos y cuando amagaba con revelar nombres fue ejecutado el 6 de marzo, aunque el gobierno estatal decidió ocultar el caso.

La dirigencia de la sección 35 denunció a Pérez Gavilán, así como a los entonces directores de Administración, Rubén Portillo Mijangos, y de Recursos Humanos, Marco Antonio Fuentes del Toro.

Pérez Gavilán también fue acusado por los integrantes del Sindicato Independiente de Trabajadores y Profesionales de Salud (SITYPS) de manejar una “nómina secreta” y perpetrar un presunto desvío de 2 mil millones de pesos en los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO).

Otros crímenes  ocurrieron el 14 de mayo de 2011 cuando fueron emboscados y asesinados 10 habitantes de Santiago Choapam, en el paraje “El Portillo”, cuando se buscaba reponer el proceso electoral.

Y 28 de abril de 2011.- Policías estatales agreden brutalmente a mujeres indígenas de Santiago Textitlán. Seis personas resultaron lesionadas.

El 27 de julio de 2011 emboscaron en los límites de San Lucas Camotlán y San Miguel Quetzaltepec, a un grupo de indígenas que dejó cinco muertos y seis heridos.

El 5 de agosto.- Asesinan a tres pobladores de San Juan Copala, a la entrada de la comunidad Agua Fría; sus cadáveres fueron trasladados a la capital del estado para velarlos frente al Palacio de Gobierno en protesta por los crímenes en la región triqui.

El 13 de diciembre de 2011 asesinan al empresario mezcalero, dueño de la marca Benevá, Pedro Mateo López y el 24 de diciembre al el líder la Sección 22 del SNTE, Vicente Rodríguez Enríquez.

En 2012 fueron asesinados el 18 de enero, Bernardo Méndez Vásquez y el 16 de marzo Bernardo Vásquez Sánchez, de la Coordinadora de Pueblos Unidos del Valle de Ocotlán, y opositores a la minera Cuzcatlán.

Y 27 de junio un enfrentamiento entre pobladores de Sola de Vega y San Vicente Coatlán dejó seis muertos.

En 2013, el 16 de mayo un enfrentamiento entre Santo Domingo Yosoñama y San Juan Mixtepec deja tres muertos,

El 17 de julio asesinan al reportero de la sección policiaca de El Imparcial de Oaxaca, Alberto López Bello y el 20 de julio al defensor de derechos humanos, Herón Sixto López, en San Sebastián Tecomaxtlahuaca.

Everardo-Hugo-Hernandez-GuzmanLuego el 22 de agosto ejecutan al dirigente del Frente Nacional Indígena y Campesino (FNIC), Arturo Eutiquio Pimentel Salas y el 11 de septiembre al diputado local del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Everardo Hugo Hernández Guzmán.

El 14 de diciembre de 2013, en los límites entre San Juan Mixtepec y Santo Domingo Yosoñama, 11 habitantes fueron asesinados.  El sábado 14, varias descargas de fusiles frenaron a la camioneta en las que viajaban 11 mixtecos de Yosoñama. Luego de acribillarlos, los atacantes le prendieron fuego al vehículo. Sólo una víctima –Adán José Ventura, de 22 años– evitó que su cuerpo se redujera a cenizas: logró salir de la camioneta pero fue alcanzado y ejecutado con el tiro de gracia.

En 2014 ejecutan a seis personas en San Miguel Soyaltepec y el 29 de marzo al activista de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca y fundador de la organización social Comuna, Ignacio García Maldonado.

El 11 de junio de 2014, un operativo fallido en el municipio mixe de San Juan Cotzocón dejó nueve muertos y cinco heridos, más de 180 desplazados, 163 detenidos, mujeres abusadas sexualmente, infante sin clases, abusos policiales y encarcelamientos arbitrarios.

Según la recomendación 12/2014, las autoridades estatales actuaron de manera tardía, con descoordinación e impericia en los acontecimientos que dejaron nueve muertos.

El 17 de febrero de 2015, el exdiputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Carlos Martínez Villavicencio, el integrante de la dirección estatal de dicho instituto político Ernesto Fidel López Nelio y el chofer Bernardo Bautista fueron asesinados en una emboscada en la región mixteca.

Y el 14 de abril fue ejecutado el periodista Abel Manuel Bautista Raymundo, quien era director de la Radio Spacio 96.1 y presidente de la asociación de radios comunitarias “Vara 7”.

nicolas-estrada-merinoLa dirigencia estatal del PRD denunció que en el gobierno de Cué fueron asesinados 27 perredistas y, lo que es peor, prevalece la impunidad. Entre los asesinatos más relevantes se encuentran el reciente crimen del líder de la COCEI, Rolando Vásquez Castillejos; el de Nicolás Estrada Merino, ocurrido en 2013; el de Everardo Hugo Hernández, diputado local, y Carlos Martínez Villavicencio, exdiputado local, asesinados en 2015.

A ellos se suman Ernesto Fidel López Nelio, Eusebio Cruz Cortés, exprecandidato a diputado federal, y José María Caña, líder del PRD en San José Independencia, asesinado en marzo pasado.

La organización internacional de derechos humanos Artículo 19 afirmó que con los recientes asesinatos de periodistas, Oaxaca es la cuarta entidad con mayor registro de crímenes de periodistas en México al documentar nueve casos desde el 2000 a la fecha (enero 2016), de los cuales cinco se cometieron en el gobierno de Gabino Cué.

La Defensoría de los Derechos Humanos resaltó que el 2006 se cometieron otros seis, con lo que suman 11, entre los que se encuentran Marcos Hernández Bautista, Abel Bautista Raymundo y de Filadelfo Sánchez Sarmiento, registrados en el estado en 2015.

Y en el 2016 lo mas emblemático son los 8 muertos, 155 civiles heridos, 84 de ellos por arma de fuego, que dejó el operativo fallido de la policía federal y estatal.

POBREZA

Pese a que Gabino recibió mas de 500 mil millones de pesos, Oaxaca fue una de las siete entidades con mayor aumento en la pobreza, de acuerdo con la última medición del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Según una publicación de la Jornada, mientras que en 2012, 62 de cada 100 oaxaqueños vivían en pobreza, la tercera proporción más alta del país respecto del total de habitantes de un estado, después de Chiapas y Guerrero, es decir 2 millones 434 mil 600 oaxaqueños vivían en condición de pobreza y 916 mil 600 en pobreza extrema.

Actualmente esa cifra aumentó, ya que 2 millones 662 mil 700 habitantes del estado, lo que equivale a 66.8 por ciento de su población se encentran condiciones de pobreza y un millón 130 mil oaxaqueños en pobreza extrema, según el Coneval.

Es decir, la población en pobreza subió en 228 mil 100 personas y el de pobreza extrema lo hizo en 213 mil 400.

Estos índices contrastan con el despilfarro que realizó Cué en su despacho, en el auditorio Guelaguetza o en la construcción del estadio de futbol de los Alebrijes.

010216-RECORRIDO SINFRA OBRAS ESTADIO TEC-JAP-1

El Gobernador de Oaxaca Gabino Cué gastó casi 15 millones 978 mil 687 pesos en la remodelación de sus oficinas en el Palacio de Gobierno con un total de cinco contratos adjudicación directa.

Y gastó 1.5 millones de pesos por la construcción de un baño de mármol en el Auditorio Guelaguetza.

Pero lo peor es que por un “negocio privado”, el gobierno de Gabino Cué Monteagudo violó la Ley de Obra Pública, desvió recursos públicos del fondo para combatir la pobreza (Fonregión) e incrementó en un 60% el costo del estadio de futbol de Los Alebrijes, aunque para ello sacrificó necesidades prioritarias en materia de salud, educación y agua.

Estas irregularidades generaron protestas, demandas laborales, destituciones y cuestionamientos al gobierno de Gabino Cué por destinar 335 millones de pesos a un estadio de futbol, casa del equipo Alebrijes, que juega en la Liga de Ascenso MX y que presuntamente es propiedad del Deportivo Tecamachalco, es decir, de empresarios del estado de México.

Esto sin contar que existe una total opacidad de quién paga la nómina del equipo, una de las más caras, del futbol de ascenso.

Lo cierto es que la Secretaría de las Infraestructuras (Sinfra) asignó el contrato J03 SL 0308 0005/2013 a Ingenieros Civiles y Asociados S.A. de C.V. para realizar la obra con un monto de 196 millones 372 mil 707 pesos, sin embargo, al término de su construcción el gobernador informó que el costo final fue de 335 millones de pesos, es decir, 138.6 millones de pesos más del valor acordado en un inicio con la constructora.

Con esos 335 millones de pesos se hubieran podido construir mil 121 aulas; 112 modernizaciones o ampliaciones de camino a nivel de carpeta asfáltica; construir 186 redes hidráulicas de abastecimiento de agua potable o garantizar 10 años de abastecimiento del Hospital de la Niñez, donde se han realizado paros de labores por falta de presupuesto.

PACTO POLITICO

En julio de 2015 el gobierno de Gabino Cué traiciona a la Sección 22 y pacta con Enrique Peña Nieto recuperar la rectoría del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) “a fin de impedir que grupos radicales sigan lastimando a Oaxaca, porque el estado no puede ser rehén de nadie, dijo en esa fecha el gobernador.

En una acción orquestada con el gobierno federal, decidió romper de tajo con el magisterio oaxaqueño al anunciar la extinción IEEPO controlado por la Sección 22 del SNTE y ceder a la Federación el control absoluto del sistema educativo estatal.

280915-SECCION 22 EMPLAZA A GOBIERNO-BEH-5

Desde entonces, el IEEPO está “acordonado” por los maestros y 13 dirigentes de la Sección 22 entre ellos fueron detenidos como parte de la “redada fascista” del gobierno de Enrique Peña Nieto, entre ellos , Rubén Núñez Ginez y Francisco Villalobos Ricárdez, lo que derivó en tomas del aeropuerto, bloqueos carreteros que convulsionaron a la entidad.

Los integrantes de la LXIII Legislatura criticaron cifras y resultados que dio a conocer el titular IEEPO, Germán Cervantes Ayala, porque se ha invertido millones de pesos en la rehabilitaciones de escuelas, sin embargo, la realidad es otra, porque existen carencias, tanto en poblaciones indígenas como urbanas.

En su intervención, el diputado de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Fernando Lorenzo Estrada, manifestó que la realidad dista mucho del discurso, pues a los oaxaqueños nunca se les consultó acerca de la educación, por ello consideró, que esta legislatura debe retomar el tema para incluir elementos que fueron desechados.  Señaló que no se puede avanzar en la calidad educativa, mientras existe pobreza.

A su vez, Germán Cervantes Ayala reconoció que no han despedido a maestros  por el efecto de la reforma educativa, más bien aseguró, por no asistir a sus centros de trabajo o por faltas administrativas. Detalló que se ha descontado a 41 mil trabajadores que no se encontraban en sus escuelas, lo que significó 50 millones de pesos.

La coordinadora de Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca, Ana María Hernández Cárdenas, afirmó que el gobierno de Gabino Cué resultó todo un “fracaso” porque en su sexenio se cometieron 526 feminicidios, de los cuales 101 se han cometido en lo que va del año, manifestó

Calificó al gobierno de la alternancia como un fracaso porque prometió combatir la impunidad y terminó igual o peor que los gobiernos priistas que le antecedieron porque en el sexenio de José Murat Casab se cometieron 429 crímenes de mujeres, en el de Ulises Ruiz Ortiz bajó a 283 feminicidios y ahora se dispara a 526 cuando faltan cinco días para que termine Cué.

El Consejo Ciudadano de la Defensoría de los Derechos Humanos consideró que Cué fue omiso para fortalecer el estado de derecho y, sobre todo, el respeto a los derechos humanos, siendo calificado como el gobernador que no generó un verdadero cambio; por el contrario, traicionó el discurso de toma de posesión con el que inició su mandato:  “… nunca más un gobernador que abuse del poder público para beneficio personal o el interés de un grupo en detrimento de la población en su conjunto…”, afirmó, y más aún: “Nunca más el uso de la fuerza pública para reprimir. Nunca más el uso de la fuerza pública para callar demandas sociales”.

CORRUPCIÓN

El senador Benjamín Robles Montoya declaró que actualizará las demandas que presentó ante la Procuraduría General de la República (PGR), en el Congreso de la Unión y ante la Secretaria de la Función Pública en contra de Gabino Cué Monteagudo el “saqueador de Oaxaca” por el robo de más de 10 mil millones de pesos.

Fundamentó como prueba para emprender acciones legales contra el actual gobernador de Oaxaca, las observaciones del 2011 al 2015 que ha señalado la Auditoría Superior de la Federación (ASF) por un monto de más de 10 mil millones de pesos que no fueron comprobados ni justificados.

También se refirió al endeudamiento de más de 14 mil millones de pesos y a ello le sumó los 2 mil 500 millones de pesos que le adeudan a empresarios; el déficit del sector educativo por más de 6 millones; el de salud, de más de 9 mil millones, es decir, recalcó, un monto total de más de 30 mil millones de pesos.

 “No vamos a quitar el dedo del renglón y exigimos justicia para Oaxaca, justicia para la gente más necesita y el reintegro del dinero que estos ladrones se llevaron”, puntualizó Benjamín Robles.

Insistió en que hay pruebas de la corrupción de Gabino Cué, Germán Tenorio, Alberto Vargas Varela, Netzahualcóyotl Salvatierra, Jorge Castillo, por eso deben responder, y todo aquel que robó al pueblo oaxaqueño.

Acusó a Jorge Castillo de ser el principal cómplice y prestanombres de Gabino Cué, a quienes se les debe encarcelar porque robarse dinero del combate a la pobreza es un verdadero crimen.

Enrique Arnaud ViñasPor su parte, el secretario de Finanzas, Enrique Arnaud Viñas, reconoció que el saldo estimado de la deuda al 30 de noviembre 2016 es 14 mil 25 millones de pesos dejará deudas de 2 mil 200 millones de pesos a proveedores.