ANTONIO MUNDACA

Raúl Bolaños Cacho Cué se convirtió el 1 de diciembre de este año en el poderoso Secretario de Desarrollo Social y Humano del estado más pobre de México, lo que indica que en Oaxaca, se combatirá la desigualdad -que si no fuera tragedia social, podría convertirse su nombramiento en comedia negra- con una Mirreysecretaría.

La posición de Bolaños Cacho Cué fue sorpresiva -sobre todo por su nula experiencia en la administración pública, el poco fogueo en política social local que incluye montañas y terracería, y la oculta información académica del joven, sucesor de la dinastía política oaxaqueña Güendulain, de origen vasco –que fue para muchos neomuratistas el santo y la seña de que nacía el proyecto de un futuro príncipe heredero: la verdadera mano derecha de marras de Alejandro Murat, el “nuevo Chuky”, el “reciente Coco Castillo”, o por ahora cierto, el que le habla al oído al gobernador como cabeza de la nueva tribu “junior mexiquense” que ya gobierna Oaxaca.

“El nuevo estilo” de gobernar de Alejandro Murat que inició recordando mucho al pasado y tiene en Bolaños Cacho Cué, y su estafeta como encargado de “Desarrollo Social”, la avanzada de los tiempos que vienen en Oaxaca: la juniorcracia sin inhibiciones. La juniorcracia como un orden natural, casi sagrado aunque se trate de un apellido de vieja alcurnia que treinta años antes juzgó a los descendientes de iraquíes como hijos de beduinos.

La dependencia emblemática en el combate de la pobreza en manos de la juniorcracia que se exhibe para generar impunidad, la dependencia emblemática para intentar erradicar la desigualdad en Oaxaca en manos de quienes han sido los beneficiarios históricos del régimen en todos los años y todas las épocas, la dependencia insigne para “juntos construir el cambio” en manos de quien mejor representa “la injusta asimetría” -como llama Denisse Dresser a la enfermedad social que recorre México y condujo a la ostentación, a la explotación de la servidumbre, al imperativo de la moda en esa que pretende ser la nueva clase política-.

La Mirreysecretaria combatirá la pobreza, como si se tratará de una rimbombancia del cinismo, será representada por el mérito de Raúl Bolaños Cacho Cué de haber nacido en las cunas nobles para acentuar la discrecionalidad de recursos millonarios con aquello que representa el rostro más obsceno de la desigualdad social, la frivolidad del Mirreynismo frente a 927 mil oaxaqueños en estado vulnerable y 1 millón 130 mil en pobreza extrema.

Bolaños Cacho Cué fue ungido Secretario del Estado de Oaxaca después de ser secretario particular de Alejandro Murat Hinojosa durante el proceso electoral, y mantener una vieja relación de amistad heredada de sus padres, que también compartieron el poder y alimentaron sus carreras en los sexenios de Heladio Ramírez y Diódoro Carrasco, para 30 años después, obtener nuevamente el hegemonía sobre otros grupos políticos  a costa de sus hijos.

Las carreras del nuevo gobernador y el nuevo titular de Sedesoh se cruzan entre aguas pantanosas como una apología que exhibe a un Oaxaca con mestizos, con inmigrantes, diverso como sus regiones pero egoísta con sus indígenas, con familias económicamente poderosas repartiendo los puestos del principado. Un Oaxaca que lo mismo encumbra descendientes del medio oriente que llevan su blasón en logotipos de campaña y llegaron por el Istmo, o lo mismo recibe españoles euskeras que amasaron fortunas y obtuvieron el poder con sangre y sudor porfiriano.

Los descendientes han tomado el poder en Oaxaca, como los unió a sus padres y hoy definen el proyecto para los próximos seis años de 2 millones 662 mil oaxaqueños que viven con carencias sociales, y tienen como oferta un “milagro” siempre venidero

José Murat fue presidente del PRI y secretario particular en el sexenio de 1986-1992, y Raúl Bolaños Cacho Guzmán también tomó las riendas del priismo bajo Heladio Ramírez. Raúl Bolaños fue Secretario General de Gobierno con Diódoro Carrasco y José Murat senador en la misma época.

Cuando Murat padre fue gobernador hizo a Cacho Guzmán, Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Oaxaca. Los “exilió” el Ulisismo y conspiraron contra su partido para que triunfará Gabino Cué en 2010. Volvieron con sus hijos al poder en 2016 con un posible pacto y sueño de política ficción de dinosaurios sextagenarios, la ambición transexenal: Murat Jr. Presidente del país 2024 y Bolaños Cacho Jr. Gobernador 2022.

 

El tío incómodo y el ombligo cuenqueño

Hay dos parientes de Raúl Bolaños Cacho Cué que ven en el futuro del titular de Sedesoh su supervivencia política y social. Ellos son los “Lobukis” de la  Mirreysecretaria . Uno busca impunidad al saqueo de arcas públicas, y el otro fogueo y una carrera política torpedeada por el pasado inmediato de su propio tío.

Raúl Bolaños Cacho Cué tiene su ombligo en la Cuenca del Papaloapan. Su apellido materno lo revela, y también descubre por vía materna su sangre descendiente de Cosamaloapan Veracruz, y su heráldica Cué lo hace descendiente de judíos vascos y libaneses, porque también es Ahuja y Morín y Loyo y Miranda y Beauregard y Sacre Ebrahim.

Por eso quizá presume le gustan los ranchos y los caballos de fina estampa. Es en corto, un hombre de botas y sombreros y trocas y cinturón con hebilla de plata. Es un ranchero y un mirrey con lobukis rancheronas exprofeso.

A galope brioso de parentela podría convertirse en tapadera de una cloaca llamada Ayuntamiento Tuxtepecano en su versión 2014-2016. El Secretario de Sedesoh representa el boleto a la impunidad de Antonio Sacre Rangel porque él es su tío, es el “as bajo la manga” del edil cuenqueño, que protagonizó el “renacimiento violento” de la segunda ciudad más grande de la entidad oaxaqueña.

Al igual que a su sobrino Raúl, al tío “gordo” le gustan los caballos, por eso gobernó como capataz de rancho caciquil el suelo tuxtepecano. Es Sacre Rangel el pariente incómodo del actual Secretario de Desarrollo Social y Humano, al grado que el tío incómodo ha extendido el rumor orgulloso en juergas casi íntimas que su “sobrino favorito”, se le parece.

Raúl Bolaños Cacho Cué es primo hermano de Gabriel Cué Navarro. Los padres de ambos son hermanos: Gabriel Cué Sacre y María del Socorro Cué Sacre. Ellos son hijos de Gabriel Cué Ahuja y Eva María Sacre Ebrahim. ¡Y, lotería¡. Ella es hermana de Antonio “Tonche” Sacre Ebrahim, papá de Antonio “El Gordo” Sacre.

Por lo tanto, Antonio Sacre Rangel, es tío del Director de Ganadería de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Pesca y Acuacultura (Sedafpa), Gabriel Cué Navarro y del Secretario de Desarrollo Social y Humano (Sedesoh), Raúl Bolaños Cacho Cué.

¿Es acaso Raúl Bolaño Cacho Jr., al igual que su tío Antonio Sacre, alguien que pretende ser de una tribu elegida que podría al paso del tiempo repetir la estética y los placeres del ahora próspero hotelero tuxtepecano-huatulqueño?, ¿Es acaso Raúl Bolaños Cacho Cué, como su tío Antonio Sacre, alguien de guaruras y ostentación y exhibicionismo y narcisismo que no asume consecuencias, y pretende con sus acciones despojar al otro de su dignidad?

Gabriel Cué Navarro sabe que su pariente Raúl Bolaños Cacho Cué es el puente con Alejandro Murat y todo lo que eso significa. Sabe que su nombramiento en Sedafpa tiene semejanzas a las cuestionadas a su primo hermano y que ha sido integrado al gabinete muratista en honor a la “juniorcracia”, y buscará apuntalar ese logro –para buscar la Presidencia de Tuxtepec– porque su superioridad moral como “Mirrey” de la Cuenca, puede ser la arrogancia y los proyectos familiares que los tres entienden como resultado de un privilegio que los trasciende y por los cuales no deberían ser cuestionados.

 

 

  • Lobuki: es el término  que utilizan los mirreyes para llamar a las niñas “bien” que los acompañan a los revens, antrukis o fiestukis.

 


---