Pedro MATÍAS

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- El artista plástico Francisco Toledo pedirá al gobernador Alejandro Murat Hinojosa que promueva una Ley para la protección del maíz nativo y declare a Oaxaca como un estado libre de transgénicos o cultivos genéticamente modificados.

Mientras tanto, dijo, “seguimos recabando firmas, nos faltan como 55 para llegar al millón en rechazo a los transgénicos porque contaminar nuestro maíz es herir el corazón de México”.

En abril de 2014, Toledo y el Patronato Pro Defensa y Conservación del Patrimonio Cultural y Natural de Oaxaca (ProOax), iniciaron una campaña para recabar un millón de firmas en rechazo a los transgénicos.

En una carta enviada al presidente Enrique Peña Nieto, la cual no tuvo respuesta, manifestaron que “estamos convencidos que el maíz transgénico es malo para México. Las empresas transnacionales que promueven estas semillas buscan ganar dinero, para nosotros la salud del cuerpo y la salud de la tierra no tienen precio. Sabemos que el maíz transgénico va a contaminar nuestros maíces nativos si se siembra en México”.

Lo que es peor, advirtieron, “sabemos que esa contaminación no tendrá remedio una vez que comience. Sabemos que esa contaminación significará una ganancia para unos, a costa de perjudicar a la mayoría de los mexicanos”.

El artista plástico Francisco Toledo consideró insuficientes las 100 mil firmas recolectadas hasta ahora para presionar al gobierno federal a que se pronuncie contra los cultivos genéticamente modificados.

Luego en septiembre de 2014, en el Día Nacional del Maíz Nativo, organizó una “tamaliza” en el andador turístico de esta capital para recabar más firmas.

Sin tener eco, también acudió al Congreso local para solicitar su firma a los diputados y para que se pronuncien a favor del maíz criollo o nativo y en contra de los transgénicos.

El activista, luchador social, ambientalista, promotor cultural y filántropo también envió escritos a distintos grupos políticos para que ayuden a recabar firmas sin compromisos de otra índole.

Respecto a la audiencia que solicitaron al presidente Enrique Peña Nieto, es la fecha que no se la dan.

Ahora, nuevamente relanzan la campaña para impedir que los productos transgénicos contaminen los granos mexicanos.

Hizo hincapié que en octubre de 2016, el gobierno de Yucatán prohibió los cultivos transgénicos aunque “ahora la federación se va contra ellos”.

Considera que “es alarmante que el gobierno de Enrique Peña Nieto se meta en leyes aprobadas por gobiernos estatales. Esperamos que el gobierno de Oaxaca se pronuncie también y declare a Oaxaca como un estado libre de transgénicos”.