Pobladores de Xiacuí aceptan ‘tregua de paz’

En la mesa de trabajo encabezada por el Coordinador de la Zona Sur de la SEGEGO, se determinó que el TEPJF dará la confirmación o revocación del nombramiento del presidente municipal Luis Silva Hernández, por lo que los pobladores aceptaron una ‘tregua de paz’ durante ese tiempo

Ignacio Martínez Platas | AGENCIA JM

Oaxaca, Oax.- Anoche y después de doce horas de un infernal y desesperante bloqueo de los principales cruceros de las calles, que dejaron parcialmente incomunicado el sector norte y oriente de la capital del estado, los verdugos de cientos de miles de oaxaqueños, finalmente depusieron su actitud y aceptaron una ‘tregua de paz’.

Con ello, las principales avenidas que mantuvieron cerradas a la circulación vehicular y que afectaron a miles de automovilistas, transportistas, estudiantes, trabajadores y amas de casa, quedaron liberadas luego de una maratónica mesa de diálogo entre los manifestantes y funcionarios de la Secretaría General de Gobierno (SEGEGO).

En la mesa de trabajo, encabezada por Rodolfo Quintero de Pablo, Coordinador de la Zona Sur de la SEGEGO se determinó que mientras la Sala Xalapa del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación determina la confirmación o revocación del nombramiento del presidente municipal re-electo, Luis Silva Hernández, los pobladores de las Agencias Municipales de San Andrés Yutani y la Trinidad Ixtlán aceptaron una tregua de paz durante ese tiempo.

Los inconformes, encabezados por Constantino Vásquez Martínez, también coincidieron en continuar por la ruta jurídica para demostrar las irregularidades en las que afirman que incurrió el edil electo durante el proceso de elección por el sistema de usos y costumbres.

Poco antes de las 20.00 horas, los manifestantes  retiraron los bloqueos y liberaron los 23 autobuses del servicio urbano que retuvieron para utilizarlos como barricadas en sus movilizaciones.

Las calles que fueron cerradas a la circulación son; la Avenida Juárez, la Calzada Porfirio Díaz, Calzada de la República, Netzahualcóyotl, Amapolas, Heroico Colegio Militar, Boulevard Eduardo Vasconcelos, Manuel Ruíz y la calle de Derechos Humanos.

Además de ello, la Policía Vial Municipal y Estatal, han permitido abusos de los conductores de las empresas del servicio urbano, que arbitrariamente bajaron a los pasajeros en las zonas de los bloqueos, sin buscar vías o salidas alternas.

Asesorados por la activista Guadalupe López Vásquez, y la diputada federal Karina Barón, los pobladores de las dos agencias municipales de Santiago Xiacuí, exigen el desconocimiento o invalidación del nombramiento del edil electo, cuya impugnación ya se encuentra en manos del Tribunal Estatal Electoral.

El munícipe, Luis Silva Hernández, que va por su cuarta re-elección municipal, es respaldado por el diputado federal priista, Cándido Coheto Martínez y del director del Seguro Popular, Francisco Javier Silva Contreras.

Aunado a ello, la intransigencia de la activista Guadalupe López Vásquez, quien fue expulsada de Xiacuí y Trinidad Ixtlán, por negarse a cumplir con sus obligaciones comunitarias,  lo que la obligó a refugiarse en la agencia de San Andrés Yatuni desde donde manipula a un grupo de militantes del Frente Cardenista, de filiación petista.

La activista, encabezó en Xiacuí a la organización Simón Bolívar, con la cual trató de contender por la presidencia municipal, pero por oponerse a cumplir con cargos y cooperaciones comunitarias, perdió sus derechos ciudadanos, que le fueron restituidos a través de un juicio ante los tribunales.

Con el apoyo de la diputada federal Karina Barón, con raíces familiares en San Andrés Yatuni, la activista López Vásquez se convirtió en la enemiga número uno de Xiacuí.