Jaime GUERRERO

OAXACA (#pagina3.mx).- De aprobarse la segunda vuelta en la elección de Gobernador y reducir las prerrogativas de Partidos Políticos, la LXIII Legislatura, podría, incurrir en un acción de anticonstitucionalidad, debido a que la primer figura, no han sido regulada en las leyes reglamentarias, mientras que para reducir el presupuesto a los partidos, ya existe una fórmula establecida en la ley reglamentaria y aplicada por el Instituto Nacional Electoral (INE), por tanto no puede contravenirse.

Al advertir lo anterior, el delegado del INE en Oaxaca, Edgar Humberto Arias Alba, indicó que el Congreso del Estado, no estaría inventando el hilo negro en la reforma político-electoral para Oaxaca, debido a que la reducción al presupuesto de partidos políticos, gobiernos de coalición, segunda vuelta, ya están normadas en la Constitución Federal y las leyes generales.

Así, de cara la reforma electoral, que se prevé se aprobada éste jueves por la LXIII Legislatura, confió en que Oaxaca ya cuenta con una ley electoral armonizada con la disposiciones de la Constitución Federal y las Leyes General Reglamentarias.

El titular del INE, alertó que el Congreso del Estado y el titular del Poder Ejecutivo, tienen pocos días para aprobar y publicar la reforma electoral, porque no puede haber modificaciones, 90 días antes del inicio formal del proceso electoral 2018, es decir los primeros días de junio.

Respecto a la fórmula para otorgar financiamiento público local, está establecida en la ley general de Partidos Políticos, no es un tema local. “NO están inventando el hilo negro”, asentó.

Arias Alba, refirió que algunas legislaciones estatales, han establecidos algunos mecanismos de reducción, como en Chiapas, para que el Consejo General de OPLE, valorará aplicar otra fórmula para el financiamiento de partidos, difícilmente los consejeros de Chiapas, podrían aventarse una decisión que contravenga leyes generales.

“La modificación al financiamiento público difícilmente sería transitable para Oaxaca, porque contraviene las disposiciones de la ley general”, asentó.

En el caso de la Segunda Vuelta en la elección de Gobernador, el Congreso del Estado, en todo procedimiento electoral que existen actualmente, hace inviable técnicamente esa figura, como se conocen en Sudamérica y Europa.

El titular del INE, explicó que el procedimiento de las autoridades electorales que reciben y cuentan sus votos, es mucho más expedito. No se le tiene que preguntar a los ciudadanos, si quieren o pueden, al ser obligaciones que los ciudadanos cumplen.

“Introducir una segunda vuelta en el país o en el ámbito local, sin revisar el procedimiento de conformación de mesas directivas de casillas, sería una gran irresponsabilidad, porque una segunda vuelta tendría que realizarse cunado mucho en menos de 30 días, cuando en una solo elección, toma 6 meses modificar las mesas de casillas. Habría que revisar eso primero”, argumentó.

Arias Alba, citó como ejemplo la elección extraordinaria de Santa María Xadani, con los mismos ciudadanos que fueron presidentes de Casilla hace 1 año, y en tres meses de preparación, además de la negativa de un grupo minoritaria, hay gente que no quiere participar por los hechos que se presentaron en la elección ordinaria.

El titular del INE, aclaró que no descalifica las propuestas y pretensiones político-electorales de la LXIII Legislatura, y pidió seguir perfeccionando el modelo electoral, “pero no se pueden tomar decisiones aisladamente”.

Explicó que la segunda vuelta tiene un efecto en el sistema de partidos, que se tienen que valorar, porque configuran a sistemas de partidos, de dos o tres instituciones políticas muy fuertes.

No obstante, admitió que las reformas políticas, están dedicadas a abrir la participación política de las expresiones. “Acá (en Oaxaca) tenemos 9 partidos políticos nacionales, 1 partido local y están en tránsito dos más por conformarse”, apuntó.

“De veras queremos acabar con la posibilidad de darle entrada al juego electoral, a todas las organizaciones ciudadanas de diversas ideologías para consolidar dos o tres partidos grandes”, inquirió, Arias Alba, frente a la pretensión de una Segunda Vuelta en Oaxaca.

Recalcó que una segunda vuelta, no significa más participación, aun cuando se construya artificialmente una mayoría a favor de una de las opciones que contendría, “pero no necesariamente hay mayor participación, porque es muy común que en la segunda vuelta hay menos participación que en primera ronda”, anotó.

Concedió que en el modelo político mexicano, puede ayudar a ciertas cosas, pero tiene efectos secundarios a analizar, porque en nuestro modelo electoral, la conformación de las autoridades electorales, “hacen prácticamente inviable tener segundas vueltas en 1 mes o 40 días”, asentó.

Por lo pronto, advirtió que no se puede reformar o establecer leyes secundarias en Oaxaca, que contravengan la Constitución Federal, si no serían anticonstitucionales, “debido a que hay mecanismos de defensa de la Constitución, lo cual llevo a que Oaxaca no tenga armonizada sus leyes electorales”, advirtió.