brightness_5
Clima en Oaxaca
22‎°C
Amigos del Gobernador agreden a dos periodistas y "...me vale madre quienes sean", se ufana CTM
Por Pedro Matías
31 de octubre, 2017
Comparte

Pedro MATÍAS

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- “Denme los teléfonos o se los voy a quitar y me vale madre quiénes sean”, fue la amenaza a dos mujeres periodistas por parte de los “aliados” del gobernador Alejandro Murat Hinojosa que respaldan a su “amigo” el líder de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Álvaro Reyes Sánchez.

Las periodistas Sayra Cruz Hernández, del diario El Imparcial, y Alondra Olivera Maya, del diario Noticias Voz e Imagen de Oaxaca, fueron víctimas de los correligionarios del “amigo” del gobernador Alejandro Murat que días antes sitió la capital con bloqueos, retuvo funcionarios y afectó a miles de habitantes de la capital y municipios conurbados.

Los hechos ocurrieron este 30 de octubre en las oficinas de la CTM ubicadas en la calle de Fiallo, a tres cuadras del Palacio de Gobierno, cuando las reporteras acudieron a una conferencia de prensa que citó esa gremial del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

“Unos 30 priistas adheridos a la CTM de manera agresiva nos sacaron de sus oficinas a pesar de convocar a una conferencia. Sálganse porque no están convocadas. Un tipo me agarró de la espalda y le dije ya nos vamos pero no me toques, ya váyanse, no graben, gritaban y ya en la calle nos rodearon, nos arrinconaron en un circulo y nos exigieron abrir la galería de imágenes y borrar todo lo que teníamos. Yo me opuse, pero era tanta la presión que termine por acceder para que nos dejaran ir”, relató Alondra Olivera.

“Les explicamos que íbamos a una conferencia, pero los transportistas se molestaron del por qué tomamos las fotografías y amenazaron con quitarnos los celulares”, puntualizaron.

Mientras que Sayra Cruz manifestó que a pesar de la agresión ningún líder de la CTM salió en su defensa, principalmente el ex regidor capitalino, Álvaro Reyes Sánchez, quien movilizó a su gente al ser desconocido por su dirigente nacional -Carlos Aceves del Olmo- por los bloqueos y retenciones que realizó, y obligar al gobernador a sentarse a dialogar y tomarse la foto.

Luego que la CTM sitió la capital el pasado miércoles, el gobernador Alejandro Murat Hinojosa comentó en su cuenta de Twitter una fotografía con su “amigo” el líder de la CTM, Álvaro Reyes Sánchez con el siguiente mensaje:

“@alejandromurat En reunión con mi amigo Álvaro Reyes Sánchez, Srio. de la CTM, tratamos asuntos relacionados al transporte público y al trabajo por #Oaxaca”, lo que le generó críticas al gobernador.

Cabe mencionar que la CTM sitió el Congreso del Estado, el 1 de diciembre de 2016, para impedir que el magisterio llegara a la toma de protesta de Alejandro Murat como gobernador, quien finalmente decidió realizarla en lo oscurito y de madrugada en los estudios del Canal 9 de Corporación Oaxaqueña de Radio y Televisión (CORTV).

Posteriormente, en julio, ante el amago de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) de boicotear la Guelaguetza, la CTM ofreció taxis de manera gratuita al turismo. Ahora ya comenzaron a cobrarle la factura.

En respuesta, el líder nacional, Carlos Aceves del Olmo, desconoció a Álvaro Reyes Sánchez al manifestar que “Álvaro no tiene cargo, el comité estatal lo encabeza Carlos Mejía Gil, es el único dirigente registrado ante la Secretaría del Trabajo, por lo que se endereza o se endereza”.

“Nosotros elegimos a Carlos Mejía como secretario general y su periodo aún no termina, ante ello desconocemos cualquier cosa o arreglo que se haga a nombre de la CTM de parte de otras personas, la CTM no es para usarla en negocios turbios”, puntualizó.

Ante esta nueva agresión, organizaciones de periodistas exigieron a la Fiscalía General que actúe sin vacilaciones y no proteja al “amigo” del gobernador, al tiempo que postearon en las redes sociales:

“Transportistas de la #CTM agreden a 2 reporteras en #Oaxaca Álvaro Reyes líder @CTMOaxaca  y amigo del gobernador @alejandromurat ordena golpear y robar teléfonos a mujeres periodistas”.

 

Comparte