Eduardo CONTRERAS/ Corresponsal

TUXTEPEC, Oax., (#pagina3.mx).- Las fuertes corrientes del arroyo en la comunidad Palo Gacho, en el municipio de San Juan Bautista Tuxtepec, que la tarde noche de este miércoles se desbordó, arrasó con viviendas enteras y dejó sin sus pertenencias a cientos de familias en la Cuenca del Papaloapan.

Nancy Hernández vecina de la comunidad de Benemérito Juárez antes “Palo Gacho”, logró ver con lágrimas en los ojos como el arroyo se desbordó y como en el lapso de tres horas, perdió su casa, su negocio y el patrimonio de toda su familia, una tiendita, sustento de sus tres pequeños hijos.

Aunque su hermano, que radica en el centro de Tuxtepec, avisó que salieran de la casa porque las lluvias no iban a parar, no fueron prevenidos por las autoridades municipales, no pudo salir a tiempo con sus tres pequeños hijos, prácticamente quedaron encerrados.

Al igual que muchos vecinos, Nancy y sus hijos buscaron refugio en la azotea de su casa, donde pasada la media noche, cuando cesó la lluvia y el nivel del arroyo descendió, decidieron bajar pero sólo para encontrar que las aguas se robaron el patrimonio trabajado durante tantos años arrasado por la inclemencia de la naturaleza.

“Todo se lo llevó, era poco pero era mi sustento, con mis tres niños”, lamentó con una quebrantada voz la mujer.

También don Abel Meléndez Torres lo perdió todo y pidió apoyo “en otra ocasión que se dieron daños a mi me ofrecieron el apoyo, pero no lo acepte por que el agua no llegó adentro de la casa, y mejor quise que alguien sí lo aprovechara, pero hoy sí necesito el apoyo”, señaló.

“Ayúdenme, si me pueden ayudar, ayúdenme porque la verdad ahorita me siento bien mal, alterado, nunca me había sentido así”, pronunció casi al borde del llanto el hombre de unos 60 años de edad.

En la comunidad, entre los límites de Tuxtepec con el municipio de Loma Bonita, atraviesan dos arroyos, pero fue el mayor quien arrasó y devastó poco más de 350 viviendas, la mayoría con pérdidas totales.

También, el afluente destrozó un puente de concreto sobre el que pasan las vías férreas de la empresa FERROSUR, dejando prácticamente sobre el aire los rieles del tren, motivo por el que fue suspendida la actividad sobre esa vía de e comunicación.

Fue hasta la mañana de este jueves que las autoridades, en primera estancia estatal y posteriormente municipal, arribaron a la comunidad para supervisar los daños, y fue después alrededor del medio día que la Fuerza Aérea Nacional arribó a Tuxtepec con víveres.