brightness_5
Clima en Oaxaca
22‎°C
Maestros piden a su dirigencia no simular paros ni plantones; mientras toman crucero a aeropuerto y Hacienda Blanca
Por Pedro Matías
23 de octubre, 2017
Comparte

Pedro Matías

OAXACA, Oax. (apro).- Maestros la Sección 22 del Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores (SNTE-CNTE) bloquearon los cruceros al aeropuerto y a Hacienda Blanca, mientras que organizaciones sociales tomaron los complejos gubernamentales de Ciudad Administrativa y Judicial donde impidieron la salida de los trabajadores, lo que ha generado irritación y en algunos casos enfrentamientos verbales.

En Ciudad Administrativa donde se encuentran 72 dependencias gubernamentales tuvo que llegar la Policía Estatal para exhortar a los militantes de la Asamblea de Pueblos Indígenas y del Partido Unidad Popular (API-PUP) para abrir los accesos y salgan los trabajadores, mientras que a los empleados que buscan saltar las rejas amenazan con golpearlos.

Luego que maestros y normalistas se instalaron en plantón indefinido en el zócalo de Oaxaca, el dirigente magisterial Eloy López Hernández amenazó que si el gobierno de Alejandro Murat no da respuestas a sus demandas, “habrá la necesidad de un paro una vez creadas las condiciones”.

Al ser cuestionado de los descuentos que realizaría el Instituto Estatal de Educación Pública (IEEPO) dijo que “a nosotros ya no nos espantan. Hemos tenido tantos descuentos, hemos sufrido que no nos pagan bonos e incluso quincenas que nos retienen de manera arbitraria, que ya no nos espantan”.

Sin embargo, una corriente interna de la Sección 22 cuestionó al Comité Ejecutivo Seccional de la Sección 22 porque consideran que “las demandas que están utilizando como bandera no se conseguirán con simulacros de paros y plantones”, al tiempo que le puntualizan “¡Basta de simulaciones!”.

Los inconformes consideran que es “abominable que la supuesta exigencia respecto a las zonas afectadas por los sismos sea solamente declarativa e imprecisa, por lo que deben especificar que la reconstrucción debe ser de casas dignas, hospitales y escuelas de máxima calidad que beneficien a las familias  damnificadas por los sismos de septiembre, ¡sin simulaciones!.

Comparte