¡Pobre Teresa! en su viente murió su hijo y la ambulancia aérea nunca llegó

*El Gobierno justifica que el clima se lo impidió aunque mandó un boletín donde daba por hecho el traslado. | *Suman cuatro las personas muertas por la tormenta tropical “Ramón".

Imagen de archivo.

Pedro MATÍAS

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- ¡Pobre Teresa! Espero m´ss de seis horas en labores de parto y la ambulancia aérea nunca llegó. El hijo que llevaba en su vientre no aguantó, murió. Ahora, las autoridades se reparten culpas y justifican su negligencia.

“Fue una negligencia”, acusa el presidente municipal de Chiquihuitlán, Héctor Quiroz Altamirano, y luego hace un llamado al gobierno de Alejandro Murat Hinojosa para que “esté más al pendiente porque no somos animales, son vidas humanas que están en riesgo”.

El Gobierno del Estado se justificó con el argumento que “debido a las condiciones climatológicas que se registraron durante las últimas 24 horas en la entidad -particularmente en las regiones Cañada, Sierra Norte, Sierra Sur y Cuenca del Papaloapan- la ambulancia aérea no pudo aterrizar en Chiquihuitlán”.

Y las autoridades de la Unidad Médica Rural del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) indicaron que mantuvieron en todo momento la vigilancia a la paciente de 38 años, quien presentaba al momento de llegar a la clínica hospitalaria ruptura de placenta con producto transverso de 36 semanas de gestación.

Los especialistas habían recomendado que la paciente permaneciera el mayor tiempo posible en reposo absoluto, ya que movilizarla ponía en riesgo la vida de la mujer y el producto.

“Lo cierto es que pasaron cinco, seis horas y la ayuda nunca llegó, inclusive, nos llevamos a la paciente por tierra porque si su hijo se malogró, ahora está en peligro la vida de Teresa”, y caminaron entre la lluvia y la zona devastada”, confiesa la autoridad municipal.

Quiroz Altamirano se preguntó dónde están los helicópteros de la Marina, la Policía Federal y el Ejército Mexicano porque nadie acudió a salvar la vida del neonato, pero también cuestionaron porque ya llevan más de 48 horas de que la región se encuentra devastada y no han recibido ninguna ayuda federal ni estatal.

En entrevista con Radio Fórmula, el edil de Chiquihuitlán fue contundente: “Desde las 10:30 tengo registrada la llamada y mensajes, avisé y me decían que ya va a despegar (la ambulancia aérea, inclusive (le dijeron) ya nos llevamos la paciente y pasaron seis horas y la ayuda nunca llegó”.

Inclusive existe un boletín oficial donde la Coordinación Estatal de Protección Civil de Oaxaca (CEPCO), donde afirma que los Servicios de Salud “trasladaron vía aérea a Teresa M.P. J., de 31 años al Hospital General de Cuicatlán “Doctor Alberto Vargas Merino” y explican que la paciente presentó “ruptura prematura de membrana”.

Ahora, mismo, hay comunidades mazatecas y cuicatecas incomunicadas, sin luz, ni agua potable porque las redes están tiradas por los derrumbes.

El presidente municipal manifestó que “desgraciadamente yo también estaba incomunicado. Me quedé en la comunidad de Buenos Aires, a dos horas de mi comunidad, cuando llegué caminando al pueblo, ya mis regidores estaban alistándose para trasladar a la paciente porque el bebé, desgraciadamente falleció.

“Me siento con mal sabor de boca. Hice lo que estuvo en mis manos pero me negaron la ayuda. Nunca llegó la ayuda, según por cuestiones climatológicas, pero yo mandé fotografías de cómo estaba el cielo despejado”.

Finalmente pidió que “no nos abandonen a la sierra Mazateca, Cuicateca, porque casi nadie voltea hacia nosotros, ya llevamos más de 48 horas del desastre y nadie nos ha venido a visita ni Protección Civil”.

El Gobierno del Estado de Oaxaca en su defensa dijo que a lo largo del día jueves un helicóptero oficial intentó en varias ocasiones acudir a la localidad para el traslado de la paciente, lo cual no fue posible debido al mal tiempo climático, aun cuando la tripulación y el personal médico que les acompañaba también estuvieron en riesgo.

Cabe mencionar que las autoridades médicas estatales y federales informaron en todo momento a la autoridad municipal y a los familiares las difíciles condiciones climáticas que prevalecían, cuyas evidencias fueron documentadas a través de fotografías satelitales, así como la situación de la salud de la paciente y su producto.

Y pese a mantener comunicación permanente con la autoridad municipal sobre esta difícil situación, el personal médico recibió amenazas por parte de ésta, la cual presionó que de no descender la aeronave “convocaría a los medios de comunicación para argumentar falta de apoyo”, situación que es falsa.

Se informa que actualmente se encuentra internada y bajo atención especializada en la unidad médica de San Juan Bautista Cuicatlán.