Carreteras para comercio de Oaxaca, Veracruz y Chiapas, convertidas en territorio sin ley

Hasta cinco robos en un día se han suscitado en las carreteras entre Puebla y Oaxaca.

Jaime GUERRERO
OAXACA, (#pagina3.mx).-
Las carreteras que son estratégicas para el transporte y comercio de mercancías de diferentes municipios de Oaxaca, Veracruz y Chiapas ahora son víctimas de la delincuencia, en una zona donde pareciera que no hay ley ni Estado que la haga valer, aseguró el diputado federal, Sergio López Sánchez.
Por lo pronto, presentó un Punto de Acuerdo para que la Cámara de Diputados exhorte a la Comisión Nacional de Seguridad y al Gobierno del Estado de Puebla a que refuercen la vigilancia en las carreteras que atraviesan los municipios del llamado triángulo rojo, ya que han registrado un alto nivel de inseguridad en los últimos meses.
En la exposición de motivos, López Sánchez, manifestó su preocupación por el grave incremento de asaltos y robo a transporte público, comercial y privado, y demandó a las autoridades federales incrementar las acciones necesarias para que las carreteras de Puebla vuelvan a ser seguras.
Recalcó la importancia que tienen estas vías de comunicación para Oaxaca, Veracruz y Chiapas, al ser las únicas vías de comunicación con la capital de país para transportar bienes y mercancías.
En los municipios que integran el llamado triángulo rojo,- Acajete, Amozoc, Acatzingo, Tepeaca, Quecholac, Tecamachalco, Esperanza, Tecali de Herrera, San Salvador el Seco, Huixcolotla, Palmar de Bravo, Los Reyes Juárez, Cañada Morenos, y en San Martín Texmelucan, se han reportado hasta 268 robos tan sólo en el primer cuatrimestre del 2017.
El grado de inseguridad que priva en la zona ya no sólo afecta a las unidades de transporte de mercancías, que de por sí es muy grave para la economía, sino también es muy recurrente los asaltos a plena luz del día contra familias que viajan en automóviles particulares, mencionó.
El diputado Sergio López recordó que el caso que más ha llamado la atención es el de la familia Vázquez, asaltada en la autopista México- Puebla a un kilómetro de la caseta de San Martín Texmelucan el pasado 2 de mayo, cuando una banda de delincuentes la interceptó y para robarles la camioneta en la que viajaban, los ladrones mataron a un bebé de 2 años y violaron a una mujer y a una niña de 14 años.
“Las carreteras que son estratégicas para el transporte y comercio de mercancías de diferentes municipios de Oaxaca, Veracruz y Chiapas ahora son víctimas de la delincuencia, en una zona donde pareciera que no hay ley ni Estado que la haga valer. Y es que la inseguridad se ha apropiado de la autopista Puebla-Veracruz, la carretera federal a Tehuacán, la carretera que va a Tepeaca y Tehuacán por Tecali, la carretera federal a Perote, la vía corta a Xalapa, así como la autopista Cuacnopalan-Oaxaca, todas ellas pasan por municipios del Triángulo Rojo.”
Frente a ese escenario, López Sánchez demandó que la Cámara de Diputados exhorte a la Comisión Nacional de Seguridad, y al Gobierno del Estado de Puebla a que refuercen la vigilancia en todas las carreteras de dicha entidad, principalmente las que atraviesan los municipios de llamado “triángulo rojo”.