Jaime GUERRERO

OAXACA, (pagina3.mx).- En su última visita al municipio de Juchitán de Zaragoza, en la región del Istmo de Tehuantepec, -donde entregó más tarjetas de Apoyo para la Reconstrucción de Viviendas afectadas por los sismos registrados en septiembre pasado- el Presidente Enrique Peña Nieto confesó que la demolición de casas y retiro de escombros ha significado una complicación para el proceso de reconstrucción de los municipios devastados por ese fenómeno natural que azotó la entidad.

En Juchitán 1 de cada 4 casas están afectadas de las 63 mil que resultaron afectadas en Oaxaca.

Juchitán es el municipio más siniestrado de los 41 que resultaron con severos daños.

“Es donde hemos ido -y los pobladores han podido constatar- a un ritmo menos acelerado por la complicación que se ha tenido en la demolición de casas y retiro de escombro”, admitió el mandatario federal.

Sin embargo, destacó que es el municipio donde ha llegado mayor cantidad de equipo y maquinaria para apoyar en la demolición y hacerlo lo más rápido posible.

En Juchitán son alrededor de 7 mil 400 casas las que tienen que ser demolidas por daños totales o parciales, pero que tienen que ser derruidas. A la fecha se han demolido más de 1 mil 500 casas.

“Se envía más maquinaria y empresas han dispuesto de maquinaria para acelerar el proceso de demolición”, apuntó ante pobladores y el gobernador del estado, Alejandro Murat Hinojosa.

Será a finales del mes de noviembre cuando se podría culminar con la demolición de las 7 mil 400 casas solo en Juchitán, anunció.

Fue el pasado 31 de octubre cuando Peña Nieto y Murat Hinojosa, asistieron al estadio de béisbol “Xavizente” de Juchitán de Zaragoza, para continuar con la distribución de apoyos. La semanda pasad, anunciaron la entrega de 7 mil 400 apoyos para las familias con viviendas de daño total y 7 mil 600 más para viviendas con daño parcial.

Peña Nieto recordó que para el proceso de reconstrucción, las familias cuentan con los esquemas de autoconstrucción a través de tandas con los mismos vecinos; por medio de la contratación de empresas constructoras de vivienda y la autoconstrucción libre por parte de los beneficiarios, recalcando que estas opciones deben contar con la asesoría calificada para una construcción de calidad.

Asimismo, el Ejecutivo Federal señaló que en este mes de noviembre, el Gobierno Federal ha dispuesto la entrega de dos ministraciones de apoyo en uno solo con el fin de acelerar el proceso de reconstrucción que se ha visto mermado por los trabajos de demolición que han sido tardados.

“Aquí en Juchitán llevamos más de mil 500 casas que se han podido demoler. Sin embargo, en el resto de las viviendas que se tienen que demoler vamos avanzando en un 50%, gracias al apoyo del sector privado que ha ayudado para estas tareas”.

Peña Nieto destacó que el Gobierno de Murat Hinojosa, ha dispuesto de recursos financieros que complementan los apoyos que se están entregando a las personas damnificadas, así como el acompañamiento que se les ha brindado día con día.

En el rubro educativo, Peña Nieto dijo que continúan los trabajos en las más de mil escuelas afectadas por los sismos, consistentes en la reparación de daños parciales y en el caso de escuelas con pérdida total, se dispondrán de más aulas y lugares provisionales para que las y los alumnos puedan regresar a clases en el mes de noviembre.

De igual manera, reconoció la labor de voluntarios y personal de la Marina, Ejército, Fuerza Aérea y Policía federal quienes han coadyuvado en la atención de las familias afectadas, “aquí vamos a seguir, no los vamos a dejar solos, estamos con ustedes en este proceso de reconstrucción”, enfatizó.