José Contreras / laotraopinión.com.mx

El jueves de la semana pasada el ex presidente Carlos Salinas de Gortari reapareció en público durante la presentación de su libro Aliados y Adversarios, TLCAN 1988 – 2017.

Su reaparición se dio el mismo día en que el PRI lanzó su convocatoria para el proceso interno que servirá como disfraz del dedazo por el que será definido el candidato presidencial.

Y ese mismo día salió el presidente Peña Nieto a decir que “no se despisten” sobre quién es el tapado, en un claro coscorrón a Luis Videgaray, quien se aceleró al destapar a José Antonio Meade.

El “no se despisten” de Peña Nieto equivale al “no se hagan bolas” de Salinas de 1994, relacionado también con la sucesión.

Son demasiadas coincidencias para un mismo jueves. Y todo mundo sabe que en política no existen las coincidencias.

Durante la presentación de su libro, Salinas de Gortari demostró que no le es indiferente el proceso de sucesión presidencial que vivimos, cuando le puso un machucón a quien será el enemigo a vencer por el PRI, Andrés Manuel López Obrador, a quien le devolvió el mote de “el innombrable”.

Salinas está de vuelta. O quizá nunca se fue. ¿De qué forma influirá el ex presidente en la sucesión presidencial del 2018?

No hay que perder de vista que la secretaria general del CEN del PRI, Claudia Ruiz Massieu Salinas, es su sobrina.

Y que quien fuera su secretario de Hacienda, Pedro Aspe Armella, es el mentor del actual canciller Luis Videgaray, el hombre más cercano al presidente Enrique Peña Nieto y el destapado no oficial pero al parecer certero –un día antes— de José Antonio Meade.

Seguramente la prioridad de Salinas en esta sucesión sea evitar que López Obrador llegue a la Presidencia de la República. Teme que de llegar a la Presidencia, el tabasqueño emprendería una cacería de adversarios políticos que sin duda alcanzaría a Salinas y a su familia.

Es muy probable que el ex presidente influya en la designación de Meade y que utilice toda su capacidad de operación para canalizar el voto útil de panistas cercanos al ex presidente Felipe Calderón hacia Meade o bien hacia Margarita Zavala, si logra su candidatura y éste llega a levantar más que la de Meade.

A 25 años de haber dejado la Presidencia, Salinas de Gortari aún mueve muchos de los hilos del poder. Y los moverá a favor de quien le garantice su tranquilidad.

OFF THE RECORD

**CANDADOS ANTI IVONNE

La convocatoria del PRI contiene un gran candado para hacer imposible que cualquier aspirante no oficial se registre.

Los aspirantes militantes deben contar con el respaldo de al menos tres sectores, del 25 por ciento de las dirigencias estatales o del 10 por ciento de los militantes.

Lo primero no lo obtendrá ningún aspirante no oficial.

Y lo segundo implica obtener aproximadamente 600 mil firmas de apoyo en nueve días.

¿Escuchaste Ivonne?

**LA VIRGEN “MORENA”

López Obrador se registrará como “precandidato” de su partido el 12 de diciembre, Día de la Virgen de Guadalupe.

Y el acrónimo de su partido es Morena.

¿Coincidencia? Ya dijimos que en política no existen las coincidencias.

¿Mensaje subliminal? Eso sí.

expedientepolitico@yahoo.com.mx

www.puntoporpunto.com

twitter:@pepecontreras_m


---