Marina Mendoza, una de las políticas violentadas en sus derechos político-electorales.

Eduardo Contreras/Corresponsal

SAN JUAN BAUTISTA TUXTEPEC.- El Tribunal Estatal Electoral de Oaxaca (TEEO) resolvió el juicio JDC/116}/2017 interpuesto por la ciudadana Marina Mendoza, para la protección de sus derechos políticos, quien el año pasado fue destituida como Síndica Única del Ayuntamiento de Ayotzintepec, en la Cuenca del Papaloapan, sin embargo la autoridad responsable no ha acatado la orden.

Su destitución, realizada a través de un procedimiento fuera de legalidad, fue el precio que pagó la mujer, luego de señalar anomalías cometidas por el presidente municipal del lugar y algunos concejales.

Por eso ante las anomalías cometidas por los integrantes del cabildo que aprobaron destituirlas, el órgano electoral resolvió que se encontraban fundados los agravios denunciados por Marina Mendoza y ordenó al presidente municipal la reinstalación en su cargo.

La sentencia salió el pasado día 26 de diciembre de 2017, en donde el tribunal otorgó cinco días hábiles al primer edil de Ayotzintepec para ejecutar la orden, pero es fecha que la Síndica no ha sido llamada para ocupar su cargo.

Ante el desacato cometido por el primer edil, la agraviada anunció que asistirá ante el Tribunal Electoral para notificar que no ha sido requerida, ni tampoco se ha dado cumplimiento a la orden de reinstalación y pago de salarios.