El artista plástico Francisco Toledo. Foto: Pedro Matías.

La Jornada/ Diana Manzo Corresponsal

Juchitán, Oax.- Integrantes del colectivo Gente Hormiga (Binni Birí, en zapoteco) recorrieron calles y callejones de la séptima sección de Juchitán y regalaron libros, material didáctico y juguetes donados por el pintor Francisco Toledo, la librería Gandhi y ciudadanos solidarios a niños damnificados por el terremoto.

Los jóvenes y menores que integran el grupo regalaron más de 800 juguetes; entre los más solicitados se encuentra el material didáctico en zapoteco impulsado por Toledo y los escritores Natalia Toledo y Víctor Cata.

Los regalos llegaron la tarde del jueves a casa de Natalia, hija de Toledo, que desde el terremoto del 7 de septiembre ha sido centro de acopio de víveres y de creación literaria.

El colectivo surgió con el terremoto y lo encabezan Natalia, Mardonio Carballo y el pintor Demián Flores, además de jóvenes y un gran número de menores que enriquecen y fortalecen la distribución de la ayuda colectada en la Ciudad de México.

“Me emociona saber que lo que ha hecho Toledo y nosotros como escritores está gustando a la gente, en especial a los niños y jóvenes quienes se peleaban por obtener un rompecabezas o un juego de lotería del cuerpo humano o de colores en zapoteco, y eso es emocionante, porque da gusto seguir creando para nuestros niños y niñas de Juchitán”, expresó Natalia Toledo.

Los integrantes de Binni Birí son niños damnificados de entre siete y 14 años de edad, quienes han dedicado su tiempo y esfuerzo para ayudar a los suyos en la etapa de emergencia y ahora en la reconstrucción.

En este ambiente, la cantante Patricia Alcaraz y la banda infantil Badu Naxhii ofrecieron un concierto para los menores y también compartieron regalos.

Lee la nota completa en:

http://www.jornada.unam.mx/2018/01/07/estados/021n3est


---
COMPARTIR
[fbcomments]