Jaime GUERRERO
OAXACA, (#pagina3.mx).- La Secretaría General de Gobierno confirmó que la madrugada de este miércoles fueron liberados los funcionarios del Gobierno del Estado que se encontraban retenidos desde el pasado 1 de enero en el municipio de San Carlos Yautepec.
El delegado de gobierno, Erik Job López Martínez, y siete policías fueron liberados alrededor de las 00:21 horas de éste miércoles, tras una negociación entre la Secretaría General de Gobierno (Segego) y el grupo inconforme encabezado por José Castro Ríos, hermano de Sofía Castro Ríos, ex titular de la Secretaría de Asuntos Indígenas.
De su lado, el delegado de gobierno retenido, López Martínez, informó a través de la red social Facebook, que se encontraba en buen estado de salud y fueron respetadas sus garantías individuales, por los inconformes que encabeza José Castro Ríos, hermano de la aspirante a diputada federal Sofía Castro Ríos.
Fuentes de la Secretaría de Seguridad Pública confirmaron que el Cuarto Sector de Seguridad con sede en el Camarón, Nejapa de Madero Yautepec, les notificó que a las 00:21 horas simpatizantes de Edgar Aragón Parada, entregaron al Inspector Jefe, Silverio Cruz Nolasco a López Martínez, delegado de Gobierno en la región de Yautepec, así mismo retornaron el Policía Segundo Juan Antonio Hernández Pérez, con 4 elementos más y la unidad 01876, a la cual le fueron ponchadas las llantas.
Fue hasta las 3:00 horas cuando López Martínez, delegado de Gobierno, se trasladó a la capital de Oaxaca a bordo de su vehículo particular marca Chevy de color gris plateado, con placas de circulación TXG2344 del estado de Puebla.
Y es que grupos caciquiles provocaron caos, violencia e impidieron la toma de protesta de autoridades en dos municipios, San Carlos Yautepec y Mixistlan de Reforma, por la disputa y ambición del poder en esas dos localidades que se rigen por los Sistemas Normativos Internos, también conocidos como Usos y Costumbres.
En San Carlos Yautepec por primera vez participaron todas las Agencias y la Cabecera, luego de un proceso de conciliación de la Secretaría General de Gobierno y el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO).
Por mayoría, fue electo Salomón Ríos Pérez, sin embargo, el priista José Castro Ríos, hermano de la ex titular de la Secretaría de Asuntos Indígenas, Sofía Castro Ríos, irrumpió la toma de protesta de la nueva autoridad con cerca de 40 personas y retuvo al delegado de Gobierno, que nada tenía que hacer ahí, pero por protagonismo político arribó y fue retenido.
Héctor Anuard Mafud Mafud  aclaró que la Secretaría General  de Gobierno no tendría por qué intervenir en temas electorales, debido a que los inconformes de deben de recurrir a los tribunales, sin embargo, los grupos de interés echan mano de acciones de presión en su afán de que los Tribunales cambien el falló de las elecciones.
No obstante, en el caso de Yuatepec, el Fiscal General del Estado, Rubén Vasconcelos Méndez, ya abrió una carpeta de investigación por la retención del delegado de Gobierno, porque José Castro Ríos y sus seguidores comenten un delitos como la privación ilegal de la libertad, por tanto la Fiscalía y Seguridad Pública, deberán intervenir para aplicar la ley de formal penal, porque ahí ya no hay nada que discutir.
Por lo pronto, Mafud Mafud, informó que se tomaría una decisión de Estado, con la intervención de la Fiscalía General y la Secretaría de Seguridad Pública, para aplicar la ley, “porque no es posible que sucedan las cosas. No se puede poner una mesa en San Carlos Yautepec, y no se puede ir en contra de la voluntad de la mayoría y en contra de una decisión de la autoridad Electoral”, asentó.
Ahora corresponde a la Fiscalía actuar en consecuencia, porque las minorías no se impondrán a las decisiones de las mayorías. Reiteró entonces que en las elecciones de este 2018, si los partidos, candidatos y militantes, convocan a elecciones en paz, no habrá problemas en Oaxaca.
A pesar de la liberación de los retenidos, el Palacio Municipal se encuentra tomado por el grupo que azuzan los Castro Ríos, y se niegan a permitir el cambio de autoridad.