María de los Ángeles Fromow, durante su participación en el foro. Foto: Citlali López.

Citlalli López Velázquez

OAXACA.- “No estamos pidiendo algo más allá, los derechos democráticos, no tienen sexo, son de hombres y mujeres”, así lo señaló la maestra María de los Ángeles Fromow Rangel durante el foro Derechos Políticos de las Mujeres en Condición de Igualdad, realizado en Oaxaca por la Universidad Vasconcelos.

Bajo este contexto -dijo- la aspiración en la construcción de la paridad política es que el 50 por ciento de las curules en los congresos, la senaduría y presidencias municipales sean ocupadas por mujeres, pero además que una vez en los cargos de representación popular puedan ejercerlos plenamente.

La especialista en temas electorales advirtió que en estas elecciones las mujeres tendrán que estar preparadas para enfrentar la violencia política que prevalece a pesar de las distintas medidas construidas para garantizar sus derechos políticos.

Existen factores que deben cuidarse en este proceso electoral, asentó.

“El ejercicio mismo de los derechos no es un enunciado”, expuso y abundó que si las mujeres quieren ser votadas tienen que tener claros los mecanismos y reglas, así como pedir respeto a su participación, además de que una vez como candidata tener claro qué derechos tienen, exigirlos y ejercerlos”.

Fromow Rangel observó que existen vacíos para garantizar sanciones a quienes violentan los derechos políticos. “Ni el código nacional en material electoral, ni los distintos lineamientos establecen esa diferencia más que exista paridad y ejercicio paritario, pero no hablan de las consecuencias directas”, manifestó.

“La verdad es que habrá casos en que a las mujeres no les vayan a dar recursos, espacios en medios, o no les den la palabra en los mítines, pero sabedoras de los derechos se pueden ejercer”, dijo.

Si bien indicó, hay instancias gubernamentales a las que se podrán acudir como fiscalías, instancias electorales o de atención a las mujeres, en algunos casos el desconocimiento sobre el actuar de éstas lleva a no denunciar.

Considerando que la violencia política contra las mujeres podría persistir en las presentes elecciones, indicó que éste 14 de marzo fue lanzada la convocatoria nacional para la defensa de la paridad en el presente proceso electoral. La iniciativa contempla sumar el conocimiento y capacidad de la sociedad civil para acompañar los casos de violencia política que lleguen a presentarse.

La violencia política -abundó- va más allá de la que se ejerce negando a las mujeres ser precandidatas o candidatas, tener acceso a recursos para campaña o tiempos en radio y televisión, pues hay casos documentados en donde una vez obtenido el triunfo, hay hostigamiento físico, psicológico y hasta de tipo sexual, situaciones que no son sancionadas.

Por su parte, Dora Rodríguez Soriano integrante del Consejo General, del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE), indicó que, si bien hay avances importantes en igualdad formal, es decir mecanismos legislativos para la participación de las mujeres; en igualdad sustantiva, es decir en los espacios que las mujeres están ocupando, hay grandes pendientes.


---