Foro “Participación de las Mujeres en el Desarrollo de Oaxaca”. Foto: Paulina Ríos

Citlalli López Velázquez

OAXACA.- Desde el periodismo, el activismo social y la investigación, las mujeres se establecieron en actoras fundamentales en el desarrollo de Oaxaca. En una amalgama de esfuerzos, a veces coordinados, otras coincidentes, han logrado acuñar, encabezar y establecer una lucha justa por el reconocimiento de los derechos de las mujeres.

Así quedó de manifiesto durante la mesa de análisis “Participación de las Mujeres en el Desarrollo de Oaxaca”, organizado por el Instituto Municipal de las Mujeres, teniendo como ponentes a la periodista Paulina Ríos; a la directora del Grupo de Estudios de la Mujer Rosario Castellanos, Ximena Avellaneda y a la investigadora del CIESAS, Margarita Dalton Palomo.

El camino recorrido a través de análisis de las ponentes, arrojó que resultado de la lucha feminista cada una desde su campo de acción, ha contribuido al establecimiento de derechos y acciones legislativas en favor de las mujeres.

Términos como feminicidio, violencia política, derechos sexuales, aborto, entre otros, han sido acuñados y defendidos por esta amalgama de esfuerzos.

La aparición de las organizaciones feministas, señaló Ximena Avellaneda, ha servicio para impulsar decididamente la búsqueda de la eliminación de las desigualdades de género

“Gracias a nuestras compañeras fundadoras se trajeron esos temas. Fueron las primeras que comenzaron a hablar del cuerpo de la mujer, de la salud de las mujeres, de que existía violencia en la vida de las mujeres al interior de sus hogares, del derecho que tienen las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo, temas importantes que nosotras consideramos que son políticos, no partidistas, pero muy políticos en el sentido amplio”, expuso.

En términos de los medios de comunicación, abundó Paulina Ríos, ha sido una lucha de años que si bien no puede cantar victoria, sí ha tenido avances importantes que son de destacar, por ejemplo en lograr la colocación del término feminicidio como una manera de visibilizar la violencia extrema por ser mujeres.

“Se ha logrado que en las redacciones se acepte el término de feminicidio, que nuestras notas se escriban sin lenguaje sexista, nombrando a las mujeres, escribiendo y hablando en femenino, aún con resistencias pese a que desde hace 45 años la lingüista norteamericana Robin Lakoff planteara la reflexión académica en torno a la relación de hombres y mujeres en relación con el lenguaje y sus usos”, indicó.

Lo mismo ha ocurrido desde la investigación en la construcción de análisis de las problemáticas que viven las mujeres y sus derechos.


---
COMPARTIR
[fbcomments]