Eduardo Contreras

OAXACALa iniciativa de Ley General de Biodiversidad presentada por legisladores federales, hoy en día amenaza con lacerar la biodiversidad existente en las regiones del país, y en Oaxaca, amenaza la región de la Chinantla, lo advirtió la Asociación Civil ambientalista Ceiba Jaguar A.C. a través de su vocero, Alejandro Ríos.

“La ley General nació en el 2016 presentada por el Partido Verde Ecologista, amenaza con lacerar el principio de identidad de pueblos originarios y su biodiversidad, ésta nueva ley busca englobar las leyes generales de Equilibrio Ecológico, de Vida Silvestre y de Desarrollo Sustentable”, señaló.

Pero lo más alarmante –dijo- es que se pretende permitir que empresas particulares realicen el aprovechamiento de flora, fauna y minerales en cualquier parte del territorio nacional, aunque se trate de Áreas Naturales Protegidas.

“Si entra en vigor ésta nueva ley, una sola persona estará facultada para dar autorizaciones por ejemplo, si se desarrollara un proyecto de infraestructura; parque eólico o presa, se permitiría la ejecución del megaproyecto, tenga o no un dictamen favorable para el medio ambiente”, abundó.

Y es que aseguró, que todas las actividades desarrolladas tienen un impacto sobre la naturaleza, alguno muy pequeño pero otras, a mayor escala, des darían prioridad al “desarrollo” que a las mismas áreas protegidas.

Además, aunque se habla de una “consulta” a pueblos originarios, lamentablemente no se plantean buenos mecanismos para desarrollarlas, por ejemplo, en muchas localidades no hablan el español y las consultas no se adaptan a sus lenguas maternas.