Reconstruyendo en colores. Foto: Diana Manzo.

Diana MANZO / Corresponsal

ASUNCIÓN IXTALTEPEC, Oax., (pagina3.mx).- Cuatro mujeres que representan a la fundación “Una mano para Oaxaca” le han dado un nuevo rostro a  la reconstrucción de este municipio, una de las localidades del Istmo de Tehuantepec que sufrió daños severos con el terremoto del 7 de septiembre de 2017.

Ellas, junto con la sociedad civil, colectaron víveres y los repartieron a las personas damnificadas durante la etapa de emergencia y ahora  en la reconstrucción, además de apoyar en la economía local a través del arte, buscan curar el alma de su gente.

El proyecto que inició con una colecta de víveres, ahora se ha convertido en un proyecto de reconstrucción integral con rostro de mujer, el cual encabeza Perseida Tenorio Toledo, originaria de esta localidad zapoteca.

La emergencia que se originó con el terremoto fue testigo del amor de Perseida por su tierra zapoteca de Ixtaltepec, debido a que junto con la sociedad civil  mexicana e internacional logró aterrizar víveres a la comunidad, los repartió junto con mujeres de su tierra en las casas y barrios.

Superada la emergencia, Perseida y sus amigas le dieron la bienvenida a la reconstrucción.

Lo primero fue ayudar a las mujeres en la construcción de sus hornos de pan, posteriormente su trabajo de reconstrucción se basa en buscar ayuda para reactivar la economía, a través de la creación de un centro comunitario para recuperar oficios tradicionales y con ello reactivar la economía.

El tercer eje con el cual apuntaló la reconstrucción es el arte sobre pared a través de murales, a modo que los colores le devuelvan a Ixtaltepec su alegría y su identidad cultural.

Los murales se pintaron en diversas fachadas y paredes, no hubo una selección especial, debido a que muchas bardas y paredes colapsaron con el terremoto, y se encuentran en la etapa de la reconstrucción.

El cuarto mural al que nombraron como “El Titanic” representa una parte de la identidad zapoteca del pueblo ixtaltepecano, es colorido y describe algunos artículos de barro que realizan los artesanos de este lugar, se aprecia el legado histórico y cultural.

Esta obra de arte fue realizada por “Metzican, Colectivo de Arte y Diseño”, integrado por Pablo Mendoza, Juan Acevedo, Antonio Maldonado, quienes como otros artistas se han solidarizado con “Una mano para Oaxaca” para lograr que los murales cumplan con su objetivo, ser curativos para el alma.

Durante la realización de los murales los artistas conviven con las familias y también participan niñas y niños, de tal forma que sea una construcción colectiva que plasme identidad, logros y esperanzas de las familias.

“Todas las donaciones son de la sociedad civil, hemos recibido apoyo de 9 países diferentes, de mexicanos, muchos incluso son paisanos de Ixtaltepec que radican fuera del país.

“Nos da muchísimo gusto que la sociedad civil pueda unirse para reconstruirnos con valores y con mucho cariño hacia la tierra”, explicó.

Perseida Tenorio es hija del artista visual Pedro Tenorio, quien dejó un legado importante en el arte de Oaxaca, por lo que ella trae en la sangre la importancia de conservar la memoria de un pueblo a través de acciones, porque solo así “un hombre inteligente nunca olvida su pueblo y su idioma… y todo lo que hacemos es para que recordemos quiénes somos y de dónde venimos”.