Yolanda SÁNCHEZ

OAXACA.- Por convicción personal y porque la sociedad Mexicana lo exige, Susana Harp Iturribarría, candidata al Senado de la República por la coalición conformada por el PT, PES y Morena firmó una serie de compromisos contra la corrupción, como parte de una serie de obligaciones que asume como aspirante a la Cámara alta. 

Entre los que destaca el impulso de adecuaciones al marco jurídico actual para que queden comprendidos dentro de la ley la extinción de dominio, el cohecho, el peculado y el enriquecimiento ilegítimo a fin de que los recursos púbicos puedan recuperarse cuando se pruebe fehacientemente que fueron sustraidos ilegalmente. 

Así como el acondicionamiento para que en los proceso de selección del o la titular de la Fiscalía Especializada en materia de Combate a la Corrupción y del Órgano Superior de Fiscalización, sea necesaria una opinión técnica del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal de Combate a la Corrupción. 

Ante representantes de ese organismo, la aspirante concluyó que “otra cosa ocurriría en nuestro país si dejamos de buscar maneras de evadir las leyes, es una pena que contemos con tantos institutos y estrategias, sin que se refleje realmente en los índices de corrupción”. 

Añadió además que es la ciudadanía la encargada de representar un contrapeso contra la descomposición política que estamos viviendo, y que es indispensable salir a votar este primero de julio por una alternativa que represente un verdadero cambio para la sociedad mexicana a fin de avanzar en la lucha contra los delitos relacionados con la hacienda pública. 

“Si la ciudadanía no hace un contrapeso estamos dejando muchas puertas abiertas para que la corrupción continúe, yo estoy absolutamente de acuerdo en que exista este contrapeso ciudadano e independiente; este 1 de julio es una buena oportunidad para demostrar que existe”, señaló.