Yolanda Sánchez

JUCHITÁN DE ZARAGOZA, Oax.- Rodeada por un pueblo que se recupera de la devastación y al pie de los pilares dañados de un palacio municipal, la candidata al Senado de la República, Susana Harp Iturribarría rindió homenaje a la cultura colorida del Istmo de Tehuantepec.

En su visita a Juchitán de Zaragoza, la aspirante y su suplente, Concepción Rueda Gómez, reiteraron su admiración por esta región oaxaqueña que ha sabido seguir adelante conservando sus costumbres y tradiciones.

Para Susana Harp la cultura va más allá de las manifestaciones artísticas, es la forma de vivir de una comunidad, su cocina, sus creencias y valores, su medicina tradicional, su música. 

Con la pieza Guendanabani -de Juan Xtubi-, recordó  la belleza que existe en la vida cotidiana de este pueblo. 

Precisó que es “de la mano de la cultura como se pueden lograr grandes transformaciones y es por eso que esta forma parte de los ejes principales que pretendemos seguir al llegar al Senado.”

“Es triste seguir viendo gran parte de nuestro patrimonio reducido a escombros, he recorrido Juchitán más de una vez luego del terremoto de septiembre y parece ser que conforme pasan los meses, las autoridades empiezan a olvidar que hay un compromiso con la reconstrucción”, dijo. 

Y recordó que una de sus principales misiones al llegar a ser senadora es vigilar el fin que tuvieron los recursos asignados y llamar a quien se tenga que llamar para la rendición de cuentas. 

“Yo les quiero asegurar que junto con todos nuestros paisanos que esperamos llegar a algún cargo público de la mano de Andrés Manuel López Obrador no olvidaremos este tema, porque no es posible que se lucre con el dolor”, señaló. 

Los centenares de personas reunidas en la plaza principal aplaudieron su determinación y le reiteraron que apuestan por un cambio, por una regeneración nacional este primero de julio.