Jaime GUERRERO

OAXACA, (pagina3.mx).- Miguel Ángel Varela Sánchez, Presidente del Colegio Nacional de Licenciados en Derecho, se pronunció por la desaparición del Consejo de la Judicatura porque consideró que hay invasión a la función jurisdiccional por parte de los otros poderes.

“Se rompe el principio de división de poderes”, aseveró. 

Asimismo, abundó, hay consejeros que laboran en la Cámara de Diputados y otra que pertenece al Ejecutivo.

De acuerdo con el jurisperito, a la llegada del Raúl Bolaños Cacho a la presidencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), pidieron la desaparición del Consejo de la Judicatura por la invasión a la función jurisdiccional por parte de los otros poderes.

“Yo no he visto nunca jueces que estén metidos en la administración pública y haciendo leyes. Cada poder tiene su propia función”, apuntó.

De acuerdo con Varela Sánchez, desde la creación del Consejo de la Judicatura este se convirtió en un órgano de ornato, porque nunca tuvo una función específica respecto a la actividad jurisdiccional.

Oneroso e improductivo, los consejeros han gozado de sueldos estratosféricos que insultan al sueldo que devengan jueces y secretarios del Poder Judicial, acusó.

Por otro lado, no cumplen con ninguna función, y en consecuencia lo convierte en un “elefante blanco”.

Y de cara a la aprobación del dictamen de reforma constitucional y a la Ley Orgánica del Poder Judicial que lo desaparecerá, Varela Sánchez consideró que los recursos que se destinan para el pago de Consejeros debe destinarse a necesidades más apremiantes del Poder Judicial.

Estimó que con esos recursos financieros debería pagarse papelería, insumos, mobiliario, mayor contratación de personal, “los juzgados están ahogados porque tienen limitados sus recursos humanos en la función”.

Aseguró que durante la administración del ex gobernador Gabino Cué Monteagudo, el ex presidente del TSJE, Alfredo Lagunas Rivera, y las pasadas legislaturas que acompañaron ese sexenio, se opusieron al proyecto de Ley.

“Dijimos que tal vez eso funcione en otras áreas como la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

En entidades como Oaxaca, que tienen un Poder Judicial con áreas específicas administrativas, podría seguirse cumpliendo con su función sin crear “por moda” ese Consejo de la Judicatura.

“En honor a la verdad, sirvió como un instrumento nada más de presunción de la administración anterior del Tribunal”, recalcó.

Varela Sánchez afirmó que desde su creación, el Consejo de la Judicatura no resolvió ningún problema, solo agravó la situación económica del Tribunal.

Insistió que el Consejo es nulo, debido a que cuando se presenta un escrito nunca dan respuesta, no resuelven las cosas por la simple y sencilla razón que no se sabe cuándo sesiona, cómo sesiona, quiénes lo integran. 

“Nada más está ahí generando un gasto”, asestó.

Con la desaparición, consideró que se aminoraría un problema administrativo, respecto a la verdadera función del Poder Judicial y se evitarían gastos excesivos.

“Por supuesto que va a ser historia una reforma en ese sentido; si verdaderamente los diputados, nuestros representantes populares, llegan a la feliz coincidencia de eliminar el Consejo de la Judicatura, todos los sectores involucrados en la administración de justicia, como el Foro Oaxaqueño, lo verán con buenos ojos”, apuntó.

Por lo pronto, Varela Sánchez reconoció que las y los diputados locales son quienes tiene la facultad para modificar la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado y dar paso a la desaparición del Consejo de la Judicatura. 

“Aplaudimos totalmente la iniciativa y esperamos se concretice con la reforma correspondiente”, confió.


---