El "Santo Niño APPO", volvió a hacerse presente este 14 de junio de 2018, al rememorar el magisterio oaxaqueño el desalojo fallido.

Pedro MATÍAS

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Con la consigna “¡ni perdón ni olvido!”, magisterio de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE-CNTE) realizaron hoy una multitudinaria marcha para recordar el fallido desalojo magisterial de 2006.

Al mismo tiempo que exigieron castigo al exgobernador Ulises Ruiz Ortiz y Jorge Franco Vargas, quienes enquistados en los partidos políticos pretenden regresar al poder.

Cabe destacar que en la víspera de esta conmemoración, aparecieron una serie de pintas en la capital del estado donde señalaban que Ulises Ruiz Ortiz y Jorge Franco Vargas ya controlaban a la Sección 22, luego que se confirmó que tanto el magisterio como el exSecretario General de Gobierno que ordenó el desalojo de los maestros ahora hacen proselitismo por el mismo candidato Andrés Manuel López Obrador.

A 12 años del fallido desalojo del 2006, la historia del Movimiento Democrático de los Trabajadores de la Educación de Oaxaca (MDTEO) nos obliga a levantar la voz para exigir castigo a los responsables de esa represión, puntualizó un comunicado. 

Cabe recordar que ese movimiento político social dejó 27 muertes, nueve de ellas producto de ejecuciones extrajudiciales con la aparición de las llamadas “caravanas de la muerte”; 28 casos de desapariciones forzadas; más de 373 víctimas de tortura y detenciones arbitrarias; y la agresión a 33 periodistas, de los cuales dos fueron asesinados,

Advirtieron que la cuenta está pendiente para el ex gobernador priista Ulises Ruiz Ortiz y a sus ex colaboradores Jorge Franco Vargas, Lizbeth Caña Cadeza y José Manuel Vera Salinas (actual Secretario Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública en Oaxaca en el gobierno de Alejandro Murat).

“A Jorge Franco Vargas y al tirano Ulises Ruiz Ortiz les decimos que el ¡14 de junio no se olvida!, tienen cuentas pendientes con el magisterio por el desalojo fallido implementado en la madrugada de ese día, cuando arremetieron con violencia contra los maestros, organizaciones sociales e integrantes del Comité Ejecutivo Seccional, que aún no se ha pagado con cárcel”, sentenciaron.

Luego de la marcha que partió de Trinidad de Viguera al Zócalo capitalino, el dirigente magisterial Eloy López Hernández manifestó -en el mitin frente al Palacio de Gobierno-, que no se van olvidar los agravios contra el pueblo y tarde o temprano se hará justicia. Hoy nos toca, hoy es el momento para unirnos y hacer un solo frente”.

“Aquel fatídico día, en el cual Ulises quiso medir fuerzas con la Sección 22, salimos a dar la batalla y en respuesta vino la presión. A las 04:30 horas del 14 de junio, de 2006, un total de 886 elementos de la Policía Preventiva irrumpieron con gases lacrimógenos y granadas aturdidoras en el zócalo de Oaxaca para desalojar a profesores de la Sección 22.

“A pesar del decreto de 2015, de la represión de 2016 en Nochixtlán, de Ayotzinapa, Tlatlaya, Atenco, seguimos en pie de lucha”, manifestó contudente.

Considera injusto que mientras se derrochan carretadas de dinero para las campañas políticas los pueblos del Istmo, de la Mixteca o de la Sierra, las comunidades se quedaron abandonadas después de los sismos de septiembre.

Por ello, hizo un llamado a asumir un compromiso para emitir un voto responsable en las próximas elecciones del 1 de julio.

Lo paradójico es que Jorge Franco Vargas -quien ha sido denunciado de ser el responsable del fallido desalojo magisterial del 14 de junio de 2006-, realiza campaña a favor de López Obrador al igual que maestros de la Sección 22, ya que en marzo pasado acordaron “orientar el voto consciente y razonado a favor del proyecto alternativo de nación” que encabeza el candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia.