Pedro Matías

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- En Oaxaca, la democracia esta bajo fuego, afirmó el representante de MORENA en el Instituto Nacional Electoral (INE), Flavio Sosa Villavicencio, ante el escenario de violencia en la víspera de la jornada electoral.

Su afirmación la soporta en los cinco militantes de Morena asesinados en San Vicente Coatlán, entre ellos, el candidato a diputado local Emigdio López Avendaño; el atentado al candidato a presidente municipal de la coalición PAN-PRD y su comitiva que dejaron un muerto y cuatro; y el asesinato de un funcionario del INE en Pinotepa Nacional.

A ello hay que sumarle que el robo e incendio de 20 paquetes electorales con 14 mil boletas que correspondían a los municipios de San Juan Quiahije, San José Ixcapa, Panixtlahuaca, San Francisco del Mar y San Pedro Mixtepec.

Las cosas no paran en eso porque en las últimas horas y en vísperas de la elección han sido amenazados de muerte los candidatos a presidentes municipales de Morena en San Pedro Ixcatlán, Santa María Jalapa del Marqués y Tlacolula de Matamoros.

Así como la renuncia de la secretaria del consejo distrital 04 de Teotitlán de Flores Magón, Ana Cristina Mariscal Zárate, “por motivos de inconformidad en el proceso de conteo, sellado y enfajillado del consejo y en funciones del consejo municipal de Santa María Texcatitlán, que lo preside la consejera Dulce Enríquez Filio.

En su carta de renuncia “se deslindó de toda responsabilidad de la toma de sus decisiones en dicha actividad y todas la referentes a la entrega de la paquetería electoral porque no canceló boletas duplicadas” y dejó pasar una serie de irregularidades.

Sosa Villavicencio denunció que ayer por la noche un comando armado baleó a una patrulla y una ambulancia de San Pedro Ixcatlán y también, un comando armado llegó a amenazar de muerte a la candidata a presidenta municipal de Jalapa del Marqués, Nadia Valderrama Martínez.

Esto sin contar que “los operativos de compra de votos implementados por mapaches Prianistas están siendo frenados por la ciudadanía”.

Dijo que “hay vehículos detenidos con despensas y materiales de construcción en Tamazulapam del Espíritu Santo, Talea de Castro y Santiago Zacatepec; hay fricciones permanentes entre caza mapaches y mercenarios contratados por la señora Eva Diego que casa por casa están comprando el voto en Zimatlán de Álvarez, Ocotlán de Morelos y San Pablo Huixtepec.

En tanto, en San Carlos Yautepec, los funcionarios de casillas permanecen bajo el temor de las amenazas de Sofía Castro, candidata del PRI al senado de la república, quien los amenazó con incendiar las casillas en ese municipio.

Además, “el Instituto Nacional Electoral (INE) insiste en poner casillas en San Vicente Coatlán y Cosolapa, municipios donde todos sabemos que reina el terror”, puntualizó.

“En 2006 y 2012, AMLO obtuvo una victoria arrolladora en Oaxaca, al día de hoy mediciones serias le dan en nuestro estado márgenes por arriba del 60%. No pretendan robarnos, no pretendan manipular las cifras, no pretendan burlarse de un pueblo valiente y con memoria histórica. Los oaxaqueños dignos no lo permitiremos”, advirtió.

Finalmente, a nombre y representación de Morena hizo “un enérgico llamado al gobierno del estado y a las autoridades electorales para que cumplan con sus responsabilidades y no pretendan detener con violencia y las mapacherías de siempre el inevitable triunfo de un pueblo que quiere acudir pacífica y libremente a las urnas”.