chiapasparalelo.com

Encabezados por los subcomandantes Galeano y Moisés, así como el comandante Zebedeo, miles de indígenas, bases de apoyo del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y sus mandos militares, llegaron desde las cinco regiones para celebrar ayer jueves en el Caracol de Morelia, la creación de sus cinco caracoles zapatistas que albergan el mismo número de Juntas de Buen Gobierno (JBG).

Los rebeldes que se alzaron en armas en enero de 1994 celebraron, con música y otros eventos artísticos culturales, la creación de sus caracoles.

El 9 de agosto de 2003, los zapatistas crearon sus cinco caracoles para reagrupar así a sus 38 municipios autónomos rebeldes zapatistas (Marez), y en cada uno de ellos una JBG para resolver los conflictos cotidianos.

Es decir, impulsaron una forma para organizar a las bases de apoyo del EZLN, organización político-militar que tiene como mando supremo al Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General (CCRI-CG), conformado por comandantes indígenas de distintas regiones donde tiene presencia el zapatismo.

Desde el templete, Galeano dio lectura este jueves a un cuento sobre la “última mantecada de las montañas del sureste mexicano”, una analogía de la lucha que mantienen contra el actual modelo económico neoliberal.

Pero el mensaje más concreto y corto, fue pintar un “caracol” con sus manos “a los malos gobiernos”. Frente a la multitud, el líder insurgente alzó las dos manos y exhibió su señal ante la risa de todos los presentes.

Luego dio paso a las bandas de música de rock, ska y reggae que llegaron hasta este rincón de la selva Lacandona, donde los zapatistas tienen uno de sus cinco bastiones.

En los caracoles, los indígenas rebeldes han desarrollado sus propios sistemas de salud pública, sus propios métodos de educación zapatista y sus proyectos agroecológicos para salir de la pobreza.

En 2003, crearon el Caracol de la Realidad, con zapatistas tojolabales, tzeltales y mames, también conocido como la “Madre de los caracoles del mar de nuestros sueños”, y justo ahí tiene su sede la Junta de Buen Gobierno Selva Fronteriza, que abarca desde Marqués de Comillas hasta la región de Montes Azules, y todos los municipios fronterizos con Guatemala hasta Tapachula, “Hacia la esperanza”, que agrupa a los municipios autónomos de “General Emiliano Zapata”, “San Pedro de Michoacán”, “Libertad de los Pueblos Mayas” y “Tierra y Libertad”.