Jaime GUERRERO

OAXACA (#pagina3.mx).- La Sala Regional Xalapa del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) confirmó el dictamen consolidado y la resolución emitida por el Consejo General del Instituto Nacional Electoral, identificada con la clave INE/CG528/2017, relativa a las irregularidades encontradas en la revisión de informes anuales de ingresos y gastos de los partidos políticos nacionales y locales con acreditación y registro en las entidades federativas, correspondientes al ejercicio 2016 en el estado de Oaxaca.

Hoy ese instituto político, ha perdido su registro, al no haber obtenido el 3 por ciento de la votación requerida para mantenerse en el espectro electoral del país.

Lo anterior, al resolver el recurso de apelación 112/2017, interpuesto por el Partido Nueva Alianza, que esencialmente alegó haber sido sancionado indebidamente con la reducción de la ministración mensual del financiamiento público para el sostenimiento de sus actividades ordinarias permanentes, por pagos pendientes por concepto de contribuciones correspondientes a los ejercicios fiscales de 2014 y 2015.

El Partido Nueva Alianza en Oaxaca, es controlado desde noviembre del 2012, por Berzahín López López. El joven político, ha privilegiado alianzas electorales con el PRI y Verde Ecologista. En algunos, distritos ha colocado a actores y personajes sin experiencia ni rentabilidad electoral, solo para enviar a la contienda candidaturas “sombra”.

Los resultados son vergonzantes para Nueva Alianza en Oaxaca.

En julio del 2017, el consejero nacional del Partido Nueva Alianza (Panal), Joaquín Echeverría Lara, informó que la dirigencia del instituto político podría renovar su dirigencia estatal hasta el pasado mes de agosto.

Echeverría Lara señaló que el período del actual dirigente López López, rebasó el período establecido de mandato.

“En el 2016 no repetimos ninguna de las presidencias municipales, solo logramos dos presidencias en Sola de Vega y Zanatepec, pero ya no conseguimos la diputación local”, indicó el consejero nacional.

Detalló que durante la elección del 2016, para gobernador, lograron 27 mil 21 votos el 1.83 por ciento, para diputados 42 mil 527 el 2.68 por ciento y para presidentes municipales 40 mil 91 votos.

Por lo pronto, la Sala Xalapa, desestimó los agravios de Nueva Alianza porque el artículo 84, párrafo 3 del Reglamento de Fiscalización del INE prevé que para el caso de contribuciones por pagar cuya antigüedad sea igual o mayor a un año, deberán ser consideradas como ingresos y por lo tanto sancionadas como aportaciones no reportadas, lo cual se tendrá que hacer en el ejercicio fiscal en que sean reveladas.

Además, en consideración de los magistrados federales fue correcto que se diera vista a la autoridad tributaria respecto de los impuestos no enterados, ya que con ello no se violenta principio alguno, porque el tipo sancionador protege un bien jurídico distinto a la situación fiscal que, en su caso, revisará la autoridad tributaria respecto de los años anteriores al que se evalúa.

En diciembre de 2017, el INE determinó que por omisiones en sus obligaciones fiscales e irregularidades en sus reportes de gastos de 2016, se sancionó a partidos locales y nacionales con más de 536.5 millones de pesos.

Con una multa perfilada de 103.6 millones de pesos, el PRI es el partido con la mayor sanción. Le siguen el PT, que hasta ahora tiene una sanción prevista de 98.1 millones de pesos, y Morena, que perfila ser sancionado con una multa de 96.1 millones de pesos; el PRD con 77.2 millones de pesos, al PAN con 66.7 millones, y a Movimiento Ciudadano con 29.1 millones.

Encuentro Social tiene una multa de 29.1 millones de pesos, el PVEM tiene sanciones por hasta 19.5 millones, y Nueva Alianza por 15.7 millones.

El monto restante, que es de aproximadamente un millón de pesos, corresponde a multas que se perfilan para partidos locales.