Jaime GUERRERO

OAXACA (#pagina3.mx).- El acuerdo de paz y proceso de dialogo para la solución del conflicto agrario entre Zimatlán de Lázaro Cárdenas y San Sebastián Nopalera, se rompió en días pasados por la intromisión del diputado electo por el distrito de Tlaxiaco, de Morena, Mauro Cruz Sánchez.

La tensión derivó en la retención de las autoridades electas de Zimatlán, por parte de un grupo armado de San Sebastián Nopalera, Santa Lucia Monteverde, denunciaron autoridades de Zimatlán de Lázaro Cárdenas y el Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas.

A través de un comunicado, pobladores y autoridades de Zimatlán de Lázaro Cardenas, informó que el pasado viernes, en el paraje denominado “El Camalote”, perteneciente a la comunidad de Zimatlán de Lázaro Cárdenas, fueron retenidos Erick Hernández Sánchez, agente municipal electo para el año 2019 y José Israel Barrios Jiménez, agente suplente.

De acuerdo a las autoridades, las personas retenidas cuentan con Medidas Cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por tanto, temen que sean asesinados.

Y en medio del proceso de acuerdo de paz y dialogo para la solución del conflicto agrario entre Zimatlán de Lázaro Cárdenas y San Sebastián Nopalera, éste se rompió por la intromisión del diputado electo de Morena, del distrito de Tlaxiaco, Mauro Cruz Sánchez.

Las autoridades acusan que el diputado electo ha incitado a los ejidatarios de San Sebastián Nopalera a conducirse con violencia y a no continuar con los diálogos para poner fin al conflicto agrario entre estas dos comunidades.

Por lo pronto, el agente municipal de Zimatlán de Lázaro Cárdenas y el Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas solicitaron al gobierno que por medio de la Secretaria de Seguridad Pública se trasladen a la comunidad de San Sebastián Nopalera para poder salvaguardar la vida y la integridad física de Erick Hernández Sánchez y José Israel Barrios Jiménez.

Asimismo, exigieron que se cumplan las medidas cautelares otorgadas por la CIDH y que la Secretaria de Seguridad Publica brinde seguridad de manera inmediata a los habitantes de Zimatlán de Lázaro Cárdenas.