LXIII Legislatura, alista su salida; incrementó su gasto en 91%

 

Jaime GUERRERO

OAXACA (#pagina3.mx).- Este domingo, la LXIII Legislatura, clausuró su segundo y último periodo ordinario de sesiones y entró en el recta final de su ocaso.

En la antesala de su culminación, el Congreso de Oaxaca incrementó en un 91 por ciento su gasto durante 2017, en relación con el presupuesto autorizado para el ejercicio fiscal del año pasado, señala la Cuenta Pública 2017, que publicó el diario oficial del Estado, la Secretaría de Finanzas.

A la última sesión que fue de trámite, solo acudieron 28 de 42 diputados. Tras 15 minutos, se instaló la Diputación Permanente, que será encabezada por la diputada de Morena, Nely Espinosa Santiago.

El pleno de la LXIII Legislatura, retornará -de no existir una sesión extraordinaria- el próximo 13 de noviembre, a cerrar su periodo y darle la estafeta a la LXIV Legislatura, que sería de hegemonía del partido Morena. Le acompañaran los minoritarios del PT y PES. El PRI será una disminuida oposición, por primera vez en la historia del Poder Legislativo de Oaxaca.

Cabe recordar que, en el 2016, el Congreso del Estado, devengó 721 millones 288 mil 90.49, pesos. Para el 2017, la LXIII Legislatura, se aprobó un presupuesto de 397 millones 297 mil 350 pesos, sin embargo, en los artículos transitorios del Presupuesto de Egresos, estableció reasignaciones presupuestales, para devengar 738 millones 954 mil 916.74, pesos, lo que significó un aumento del 91 por ciento.

De su lado, en el 2016, la entonces Auditoría Superior del Estado -hoy Organismo Superior de Fiscalización del Estado- devengó 85 millones 898 mil 871.08 pesos, para el año pasado el Congreso del Estado, le autorizó 71 millones 300 mil pesos, sin embargo, gastó 77 millones 425 mil 853.89, pesos, un aumento del 9 por ciento.

En tanto, en el “Informe Legislativo 2018”, el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO) señaló con datos imprecisos, que la LXIII Legislatura se aprobó el año pasado, 397 millones de pesos, pero terminó ejerciendo 739 millones de pesos.

Para el IMCO, destaca el Congreso de Oaxaca, el cual se había aprobado 397 millones de pesos de presupuesto en el 2017, y terminó ejerciendo 739 millones de pesos, 87% más, dice la ONG, con datos que difieren de la Cuenta Pública Oficial del 2017.

En total, en 2017 las legislaturas de 27 entidades ejercieron 1 mil 340 millones de pesos más de lo originalmente presupuestado.

Además el IMCO, señala que para el 2018, los diputados de Oaxaca, se aprobaron un presupuesto de 397 millones 297 mil 350, pesos, 42 por ciento menos que el 2017. Sin embargo, en el presupuesto de egresos del 2018, aprobador por la LXIII Legislatura, se estableció en los artículos transitorios del decreto de presupuesto, reasignaciones presupuestales por 282 millones 702 mil 650 pesos.

Al final, el Congreso del Estado, tiene autorizado ejercer 680 millones de pesos, para este 2018. En tanto, el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de Oaxaca, 75 millones 300 mil pesos.

Para el IMCO, de acuerdo con el presupuesto asignado el año pasado, a cada uno de los 42 diputados de Oaxaca, le correspondieron 9 millones 459 mil 461 pesos.

Según el IMCO, el 90% de los congresos locales publican acertadamente la información en sus cuentas públicas o en los informes trimestrales de gasto a través de páginas electrónicas oficiales. “Solo en Hidalgo, Michoacán y Oaxaca no es posible dar puntual seguimiento al ejercicio del gasto de los congresos”, reprochó ese organismo “ciudadano”.

El presupuesto de egresos es el documento que plasma cómo un ente público planea destinar sus recursos financieros a lo largo de un ejercicio fiscal. Sin embargo, los presupuestos no son estáticos, pueden sufrir variaciones por una disminución o incremento de los ingresos a los originalmente planteados, admite el IMCO.

“De hecho, ejercer más recursos a los presupuestados es una práctica normalizada en las legislaturas locales. A menos que exista un fenómeno extraordinario que comprometa el cumplimiento de sus metas, los congresos locales no deberían gastar más de lo que se aprueban. De los 27 congresos que ejercieron más de lo presupuestado, 21 sobreejercieron recursos en un rango superior al cinco por ciento”, critica.

En promedio, los sueldos y demás prestaciones de los servidores públicos es el rubro de gasto más importante para las legislaturas, al destinarse más de la mitad de sus recursos en este concepto.

En servicios personales Servicios generales Ayudas sociales Materiales y suministros Bienes muebles e inmuebles, año con año los congresos de las entidades federativas registran gastos por este concepto sin que se rinda cuentas de ello.