brightness_5
Clima en Oaxaca
22‎°C
Periodistas de Guerrero exigen justicia por compañero asesinado ayer
Por Agencias
25 de octubre, 2018
Comparte

 

Acapulco, Gro.- 24 de octubre de 2018

C. Enrique Peña Nieto,
Presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos;

C. Héctor Astudillo Flores,
Gobernador constitucional del Estado de Guerrero;

C. Adela Román Ortega,
Presidente municipal constitucional de Acapulco;

A las autoridades responsables de la seguridad pública:

Los suscritos, integrantes de un gremio periodístico adolorido y vejado, condenamos el artero asesinato cometido en contra del ingeniero Gabriel Soriano Kuri, quien fungía como jefe del Departamento Técnico de Radio y Televisión de Guerrero, reportero cultural e hijo de Javier Soriano Guerrero, jefe de Redacción de La Jornada Guerrero.

Exigimos a la Fiscalía General del Estado el inmediato esclarecimiento de este crimen, uno más, cometido en contra de la familia periodística en Guerrero y particularmente de Acapulco. Reclamamos la detención de quien segó la vida de un joven que deja en la orfandad a dos hijas que no verán ya más a su padre y que deja sumido en el dolor a una familia que es estimada por la gran mayoría de los comunicadores.

Somos integrantes de una sociedad que se encuentra sumamente dolida por la ola de violencia que nos envuelve y que diariamente nos mata de zozobra porque no sabemos si nuestros familiares, amigos o compañeros regresarán vivos a sus hogares.

Exigimos a las autoridades de los tres órdenes de gobierno la inmediata aplicación de un programa de prevención del delito en todo Acapulco mediante la instalación de filtros de revisión vehicular en los sitios más sensibles, que nos informen con veracidad cuántas cámaras sirven y quién las opera y que se acaben los sitios de oscuridad que padecen varias colonias de Acapulco.

No aceptamos que nos digan verdades a medias ni mentiras completas en torno al seguimiento del crimen de Gabriel con el pretexto del nuevo sistema penal acusatorio. La sociedad entera exige que las autoridades realmente cuiden a los ciudadanos y no solamente a los funcionarios porque tal parece que los acapulqueños estamos indefensos ante una barbarie que no se quiere o no se puede parar.

Estamos en la más absoluta indefensión cuando cualquiera puede matar a una mujer, a un joven, a un niño o a un periodista por el simple hecho de querer hacerlo.

¡Ya basta!

Comparte