Diana Manzo/Corresponsal

(#pagina3.mx) Juchitán, Oax.-El terremoto del 7 de septiembre del 2017 dañó en su totalidad las instalaciones de la preparatoria comunitaria “José Martí” ubicada en la localidad de San Francisco Ixhuatán, a más de 1 año la ayuda solidaria llegó a través de la Universidad La Salle “Campus Oaxaca”, quién construirá un nuevo edificio que se pretende concluir a principio del próximo año.

María del Rocío Ocádiz Luna, rectora de la Universidad La Salle Oaxaca, colocó la primera piedra acompañada de los estudiantes, profesores, directivos y padres de familia; quienes agradecieron esta importante colaboración en la cual aseguraron vine a mejorar la vida estudiantil de 112 alumnos de esta comunidad indígena.

Entre aplausos y risas, los estudiantes agradecieron esta ayuda que recalcaron se logró gracias a “la sociedad civil y gente de a pie” como los estudiantes, maestros y directivos , por que expresaron que de las “autoridades” no han recibido nada.

“Estamos contentos con el apoyo recibido, porque el edificio de nuestra preparatoria será reconstruida con donativos y colectas que se hicieron con estudiantes y alumnos de la Salle, esto da muestra del apoyo solidario, que no estamos solos y que por fin nuestros jóvenes podrán disfrutan de un espacio seguro para continuar con sus clases”, expresó Manuel Antonio Ruiz, director de la institución educativa.

Explicó que después del terremoto y el colapso de las aulas, los estudiantes participaron activamente en la etapa de emergencia apoyando a los suyos con víveres, posteriormente lograron reconstruir sus aulas con modelos tradicionales como el bajareque y luego vino la noticia de la reconstrucción de la escuela por parte de la Salle.

“La escuelas fue un centro de acopio, es decir un espacio de ayuda a la comunidad, eso permitió encontrar actores de otros lugares y organizaciones entre ellos la Universidad La Salle de Oaxaca, vinieron y nos trajeron víveres, vieron las condiciones que teníamos y hoy colocaron la primera piedra, eso es maravilloso, porque existe esa comunalidad”, dijo.

El modelo educativo de esta preparatoria comunitaria integra diferentes medios para incidir en la formación, pero sobre todo en la vida de la comunidad, a través de talleres de radio, revistas, videos, teatro, asambleas, conferencias, seminarios, eventos culturales, ludotecas, diplomados, campañas, visitas a comunidades zapatistas, y cuenta con una membresía ante el Consejo Nacional Indígena.