Día de la conferencia que ofreció Semaedeso para anunciar el certamen.

Paulina RÍOS / Ana CANTORAL

OAXACA, (pagina3.mx).- En medio de señalamientos de la Secretaría de la Mujer Oaxaqueña (SMO) de impulsar la cosificación sexual de la mujer, su homóloga, la Semadeso anunció la realización del “Teen Universe México” en la entidad.

En la víspera, la Secretaría de Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable de Oaxaca (Semaedeso) convocó a conferencia de prensa exprofeso para dar a conocer las actividades que -en pro del medio ambiente-, las “reinas de belleza”realizarían durante su estancia en el estado.

Ante ello, la SMO emitió un tuit: “La erradicación de la violencia contra las mujeres, lleva implícita la eliminación de los estereotipos de género. No a la cosificación de las mujeres y niñas en concursos de belleza.

“La Secretaría de la Mujer Oaxaqueña trabaja por difundir valores que promuevan la igualdad entre mujeres y hombres que contribuyan a eliminar los estereotipos de género, por lo que no apoyamos la realización de concursos de belleza, ni mucho menos el uso de recursos públicos para ello, ya que son un mecanismo de hipersexualización de mujeres y niñas”. 

 En la conferencia de prensa y ante el alto número de feminicidios que se han registrado en Oaxaca, este medio de comunicación preguntó la opinión de las participantes sobre la implementación de la Alerta de Género en 17 estados.

Esa pregunta generó molestia entre las personas que organizan esta actividad, evidenciando su ignorancia sobre el tema y su importancia, y que ese tipo de acciones solo fomentan la violencia contra la mujeres, al ser exhibidas solo como “objeto” y no como personas con derechos, siendo el feminicidio su máxima expresión. (http://www.cdp.udl.cat/tallers/index.php/es/glosario/item/92-cosificacion-de-la-mujer)

El reclamo y aclaración de la SMO se dio luego de que compañeros periodistas hubiesen puesto en redes sociales la situación, y tras el tuit de la dependencia, la Semadeso se deslindó del certamen y se justificó diciendo que su partición se debía meramente para fomentar y concientizar al no uso de bolsas de plástico, no a popotes y no al unicel.

En la conferencia, a la que el Secretario de la dependencia, José Luis Calvo, no llegó, quienes organizan el certamen anunciaron que las participantes harían una campaña vía redes sociales sobre el cuidado del medio ambiente e invitarían a sus seguidores a no utilizar el plástico por los efectos negativos que causan al cambio climático.

Fuera de la conferencia, una persona comentó que eso lo hacen porque “ellas (las reinas), tienen más seguidores los propios funcionarios”.

Los organizadores hicieron hincapié en que las representantes de belleza de diversos estados del país, incluyendo a la actual Miss Teen México están cien por ciento preparadas, por lo que una de las pregunta de este medio de comunicación fue la opinión sobre la Alerta de Violencia de Género contra la Mujer (AVGM) que ya tienen 17 estados.

La Reina de Belleza Alison Roberts no supo responder a la pregunta, y solo se concretó a decir “el cambio empieza por uno mismo, utilizando las redes sociales”, no obstante uno de los coorganizadores se molestó y dijo que quienes critican estos certámenes de belleza es porque sienten envidia.

Cosificación de la mujer

Cosificar la mujer significa hacer uso de ella o de su imagen para finalidades que no la dignifiquen ni como mujer, ni como ser humano. La forma más frecuente de cosificación de la mujer es la cosificación sexual: se la convierte en un objeto sexual a disposición del hombre. Son ejemplos de cosificación los anuncios impresos, televisivos y de otros tipos en que a la mujer se la deja ver como un mero objeto que tiene que ser explotado y expuesto al lado de herramientas, cigarros, licores, tractores, automóviles, desodorantes y un largo etcétera de productos que las empresas quieren vender.
La mayoría de veces, la cosificación del cuerpo de la mujer se produce en base a un aislamiento o énfasis que se le da a una zona concreta del cuerpo, como por ejemplo la boca o los pechos y otras zonas eróticas, en detrimento de otras. Este erotismo no se produce únicamente a partir de la desnudez, sino que también surge del contexto, de objetos, del ademán o postura del sujeto, del vestido o accesorios, de la manera de llevarlos e, incluso, de la manera de mostrar o de ocultar el propio cuerpo.