CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El asesinato de la periodista maltesa Daphne Caruana Galizia, hace exactamente un año, generó que el gremio europeo se movilizara para dar seguimiento a las investigaciones de su colega y obtener pistas o evidencias de su homicidio.

Se trata de un grupo de 45 periodistas de 18 medios de comunicación internacionales que iniciaron el proyecto “Daphne Caruana”. La semana pasada mostraron sus primeros resultados.

El grupo dio a conocer que la identidad de los autores intelectuales del crimen sigue siendo un misterio en el caso judicial, porque no se persiguen todas las pistas. Ninguno de los políticos que Daphne estaba investigando está indiciado en el juicio.

Los periodistas difundieron una investigación con evidencias y testigos, donde se señala que el ministro de Economía de Malta, Christian Cardona, fue visto en compañía de Alfred Degiorgio, uno de los sospechosos arrestados por el asesinato de su colega.

Sólo la muerte la venció

Daphne vivió tres décadas de agresiones contra ella y su familia. Sólo la muerte pudo parar a la periodista que participó en la investigación que salpicaba al gobierno de su país en los llamados ‘Papeles de Panamá’.

El 16 de octubre de 2017, Daphne Caruana murió al estallar una bomba a control remoto que fue colocada debajo del asiento de su automóvil. Su hijo mayor, Matthew, presenció la dantesca escena.

En invierno pasado, durante una presentación que hizo en el Instituto Carey, Matthew -ingeniero informático, periodista de datos y desarrollador de Software- aceptó una entrevista con Apro para hablar de su madre.

Hasta hace un par de meses trabajó para el Consorcio Internacional de periodistas de investigación, responsable de la publicación de los ‘Papeles de Panamá’. En ese camino de investigación se encontraron él y su madre, cuando cada uno efectuaba su trabajo.

Nota completa: https://www.proceso.com.mx/555639

COMPARTIR