Pedro Matías

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Entre el miedo, la incertidumbre y algunas fracturas, el éxodo de migrantes avanzó esta madrugada de Juchitán a Matías Romero y otros a la capital de Oaxaca.

Mientras el grueso de los migrantes centroamericanos se trasladó a pie, en camionetas, en autobuses, taxis y aventones a Matías Romero, un reducido grupo de mujeres y escasos hombres decidió irse a Oaxaca, la capital, para evitar que los cárteles que operan la franja de Veracruz “nos roben y maten a nuestros hijos”.

Una hondureña, al tiempo que empuja la carriola donde dormía su hija, trataba de convencer a otras personas a irse a Oaxaca porque la ruta a Matías Romero es muy peligrosa.

Al preguntarle por qué tomó la decisión de separarse, explicó: “Las mujeres nos queremos ir por Oaxaca”.

Pero La mayoría de los migrantes se fue por Veracruz se le hizo saber a lo que respondió: “Los hombres, pero las mujeres no. Todos los hombres que no tienen hijos que se vayan  por donde quiera, pero nosotros que tenemos hijos no los vamos arriesgar a nuestros niños”.

¿Cuál es el temor? Se le insistió.

“Es que nos vayan a robar a nuestro hijos y los vayan a matar. Nosotros nos vamos por Oaxaca, Yo no voy (a Matías Romero)”.

Otra migrante le dice: “desde que salimos del país venimos con un riesgo”. La respuesta fue inmediata: “Pero no exagerado aquí andan carteles armados”.

Antes de las cinco de la mañana de este jueves 1 de noviembre comenzaron a salir los migrantes a la carretera panamericana para luego, en la Ventosa, transitar por la carretera transistmica y a las ocho de la mañana comenzó el arribo de los primeros migrantes donde se esperan concentrar alrededor de cuatro mil centroamericanos en éxodo.

Aunque en el transcurso de la tarde se dio a conocer que el éxodo de migrantes continuaría su ruta a la capital de Oaxaca con la siguiente parada en Jalapa del Marqués, casi a la medianoche, una asamblea extraordinaria cambio de ruta a Matías Romero por la delicada condición de salud, especialmente de niños y la falta de acceso a servicios médicos en la ruta hacia Oaxaca.

Además, justificaron que la carretera de ahí hacia la ciudad de Oaxaca es angosta con curvas, cerros y pocos pueblos con infraestructura para recibir a este éxodo masivo de personas desplazadas de Centroamérica.

Aunado a ello, el plan de atravesar por Oaxaca en transporte fue bloqueado por el gobierno federal al retirar su apoyo, dejando al éxodo la única opción de seguir a pie hacia Veracruz, aunque es un estado con altísimo riesgo de violencia a manos del crimen organizado.

Por su parte, la misión de Observación resaltó que llegar a Juchitán significó contar con el cobijo de este pueblo, con su hospitalidad y la seguridad de que en esta tierra no serían molestados.

En esa ciudad las casas de las familias y los comercios, abrieron sus puertas haciendo caso omiso a la política intimidatoria del régimen.

Resaltaron que la presencia de los migrantes en éxodo se tradujo en la oportunidad tanto para la autoridad municipal, como para las diversas organizaciones sociales, Iglesias parroquiales y sociedad civil, de brindarles un amplio lugar de reposo, reflexión y, por primera vez en su larga y difícil travesía, hasta de esparcimiento.

Y justamente porque su caminar por territorio mexicano se prolonga, en diferentes ámbitos se revisó la forma en que hasta la fecha se ha llevado a cabo este desplazamiento, en ocasiones vislumbramos la desesperación en el ánimo de sus integrantes que demandan darle agilidad.

Y así, de madrugada dejaron atrás esta ciudad de Juchitán. La misión de observación reitera que es lamentable que no existan servicios médicos las 24 horas del día, dificultando la atención de personas, sobre todo niñas y niños, durante la noche, quienes presentan cuadros de enfermedades respiratorias.

Insistieron en que urge la disponibilidad de ambulancias y servicio médico que brinden atención durante los desplazamientos en carretera, debido a la probabilidad de lesiones, golpes de calor y otras contingencias relacionadas a la condición del migrante.

Ponderaron atender la emergencia y acción humanitaria sobre todo en temas de sanidad, prevención de embarazos y enfermedades de transmisión sexual, atención a mujeres embarazadas, a niñas y niños, y la inclusión de actividades recreativas.

La misión de observación, exhortó a la Comisión Nacional de Derechos Humanos y a la Defensoría de Derechos Humanos de los Pueblos de Oaxaca a continuar vigilando el respeto y protección de los derechos humanos de migrantes de todas las edades, tanto de los que se adelantan a la caravana, como de los que se van quedando en el camino, y de quienes solicitan el retorno a su país, incluyendo las condiciones en que son deportados sin su consentimiento por el INM.

La misión considera relevante la integración del censo iniciado por la Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca.

Por su parte, el gobierno de Oaxaca reiteró apoyo humanitario a Caravana Migrante, a la cual se han otorgado desde el 27 hasta este 31 de octubre mil 008 consultas médicas, 129 odontológicas y 8 traslados por parte del personal de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO); 476 consultas médicas y 6 traslados por parte de la Cruz Roja Mexicana; mil 183 consultas médicas a través del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Oaxaca.

Así también se ha brindado por parte del DIF 121 consultas psicológicas y 15 ginecológicas; 97 traslados de niñas, niños, personas discapacitadas y mujeres; y la distribución de 13 mil 900 botellas de agua con capacidad de un litro; además de 9 mil botellas más por parte de la Coordinación Estatal de Protección Civil de Oaxaca (CEPCO).

Se ha suministrado agua potable con 20 carros cisternas; 22 mil box lunch –que incluyen torta, galletas y frutas-; al igual que 9 mil comidas; 2 mil 100 dulceros; 47 mil botellas de agua –de 600 mililitros; 700 paquetes de galletas; al igual que la instalación de 80 sanitarios móviles y 5 mil metros cuadrados de enlonado para cubrir a los migrantes de la intemperie; además de 570 cortes de cabello otorgados por el Instituto de Capacitación y Productividad para el Trabajo del Estado de Oaxaca (Icapet).

Asimismo, el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca ha aceptado la adopción de una medida cautelar o precautoria respecto a actividades lúdicas para la atención de niños, niñas y adolescentes de la Caravana, ante lo cual se organizaron 650 acciones con juegos, talleres de pintura y pasatiempos, lo anterior en atención a la recomendación emitida por la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca.

 

Sin embargo, la autoridad competente para el ingreso legal al territorio nacional es el Gobierno de la República, a través del Instituto Nacional de Migración, así como el acompañamiento de la Policía Federal y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en su tránsito por distintas entidades de la República.

 

 

COMPARTIR